¿QUE COMEREMOS EN LOS PROXIMOS 50 AÑOS?

febrero 14, 2010

Ciertamente es una pregunta que nadie puede responder a ciencia cierta, sin embargo, se puede repasar lo que en el pasado condicionó el presente para arriesgar alguna visión, sostuvo como introducción de su conferencia sobre este tema, el Dr. Benjamín Caballero, de la Universidad John Hopkins, Baltimore, EEUU en el último Congreso Latinoamericano de Nutrición.

Factores que condicionaron lo que comemos

Lo que el hombre ha ido comiendo a lo largo de la historia, estuvo influenciado por numerosos factores, principalmente económicos, culturales y poblacionales. Efectivamente, hace 400 años la población mundial tuvo un pico de crecimiento, que coincidió con el aumento repentino en la producción agrícola, que se dio en llamar “la segunda revolución agrícola”.

Probablemente, el aumento de la población, hoy como ayer, es uno de los factores que más influirá en lo que comeremos dentro de 50 años. La población crecerá mucho más todavía, especialmente en zonas urbanas. Esto traerá enormes implicaciones nutricionales. China agrega cada año 13 millones de bocas para alimentar. La india, será para el 2020 el país más numeroso del mundo. ¿Cómo vamos a responder a este desafío?.

Por otro lado, al momento de analizar la composición de los alimentos, uno de los factores a tener en cuenta son las características de la población. Por ejemplo, en el primer mundo la gente tiene cada vez menos hijos, por lo que va en aumento la proporción de gente mayor; es decir de gente vulnerable a enfermedades crónicas.

Entre otros factores también se encuentra el poder adquisitivo. Por ejemplo, cuando mejoran las condiciones económicas, la gente consume más carne. Para producir 1 kg de vaca hacen falta 7 kg de cereal, para producir un kilogramo de cerdo hacen falta 4 kg de cereal y para producir 1 kg de ave, 2 kg de cereal. Pero esa cantidad de cereal, en realidad se desvía del cereal disponible para el consumo humano. Si esto se modificara, tan sólo en parte, generaría un gran impacto. El nivel de ingresos mundial, en general va en aumento, con lo que la gente cambia ciertos hábitos alimenticios y prefiere otros.

También la producción de alimentos está muy relacionada con el condicionamiento de lo que comemos y a su vez con el aumento de la población. Paradójicamente, a medida que aumenta la producción de alimentos, disminuyen las tierras cultivables, debido a la urbanización, la industrialización y al deterioro en el rendimiento de las mismas. Pero, por otro lado, existe la esperanza de que las nuevas tecnologías puedan desarrollar productos que mejoren esto. Un claro ejemplo es el “Golden rice o arroz dorado”, un cultivo que se encuentra en etapa experimental, derivado de semillas genéticamente modificadas que aporta 9 veces más hierro y 3 veces más vitamina A que el arroz común.

No nos podemos olvidar de los patrones de consumo, que a su vez están relacionados con las tradiciones, la educación y el marketing. Las fuerzas que hacen que las personas coman una cosa u otra, son muy fuertes. En general las personas ricas tratan de comer como los pobres: menos grasa, menos proteína animal, menos calorías. Y los pobres tratan de comer como los ricos: más grasas y proteínas animales y mayor cantidad de calorías. Hoy en día, es mucho mayor la disponibilidad de proteínas de origen vegetal. Pero las personas tienden a aumentar el porcentaje de proteína de origen animal en su dieta. En Argentina se consumen al año, 87 kg de carne por persona, en México 51 kg y en El Salvador 17 kg.

Algunos hábitos han ido mejorando, por ejemplo en Estados Unidos, el porcentaje total de grasas de la dieta ha ido disminuyendo. Este bajo consumo de grasa se dio principalmente porque disminuyó el consumo de grasas dentro del hogar. Sin embargo, la cantidad de calorías provenientes de comidas hechas fuera de la casa ha ido aumentando. Actualmente, llega al 45 por ciento de las mismas, e incluso más en adolescentes. Las comidas rápidas son un factor muy importante en el impacto sobre la salud de la población. Por ejemplo, en Pekín, en el año 1972 no existía ningún comercio de hamburguesas famoso. Para el año 1997 ya se habían instalado más de 2000.

Otro problema es el aumento en el número de televisores y conexiones a Internet, ya que se ha comprobado la relación entre horas de televisión e Internet y la prevalencia de obesidad, sobre todo en niños y adolescentes. En recientes estudios llevados a cabo en lo Estados Unidos se vio que de promedio un adolescente pasa más de 50 horas semanales frente al televisor o su computador.

Condiciones nutricionales que han variado

Por otro lado, han variado ciertas condiciones nutricionales:

Por ejemplo se ha reducido drásticamente la actividad física y por consiguiente nuestras necesidades energéticas. Uno de los factores determinantes de esta reducción ha sido el transporte automotriz y la alta disponibilidad de transportes y el estilo de vida actual, mucho más sedentario. La óptima relación está llegando al límite de la capacidad del ser humano. Porque al disminuir el requerimiento energía, una persona debería reducir paralelamente lo que ingiere, pero el comer es principalmente para que una persona quede satisfecha y le produzca placer y además permite el ingreso de micronutrientes. Por eso la cantidad de comida puede reducirse hasta cierto punto, pero no más. Por esta razón, se hace cada vez más difícil mantener el peso.

Actualmente existe una amplia oferta de energía, ya que han aumentado los alimentos de alta densidad energética, es decir poco volumen y muchas calorías.

Actualmente existe la necesidad o el deseo de consumir alta cantidad de nutrientes individuales con fines preventivos, como por ejemplo antioxidantes.

Hoy en día la gente tiene acceso a alimentos fortificados, suplementos nutricionales, nutraceúticos, es decir una serie de productos que resultan de la respuesta de la industria a las inquietudes y demandas actuales del consumidor.

Nutrición y genética

Se ha venido observando, que cada persona responde de manera diferente a la ingesta de nutrientes, es decir que los individuos responden en forma muy diversa ante el estímulo de diferentes genes. A medida que la genética se conecte con la nutrición, se definirán los requerimientos nutricionales según el perfil genético de cada uno. ¿Cuáles serán las posibles consecuencias de esto? Aún no lo sabemos, a lo mejor la composición de alimentos la definirá la industria y no la naturaleza y el consumidor probablemente perderá todo poder de decisión.

La visión pesimista y la visión optimista

A partir de este análisis podemos arriesgar dos visiones con respecto a lo que comeremos dentro de 50 años, sostuvo el Dr. Caballero para finalizar:

La visión pesimista, que predice que comeremos más calorías, comeremos más proteínas animales y comeremos más rápido… Además comeremos menos alimentos vegetales y realizaremos menos actividad física.

Esta visión coincide con lo que pasa hoy en día, si no lo modificamos, seguiremos así.

Por otro lado la visión optimista predice que comeremos más alimentos definidos industrialmente (que si se hace en forma positiva será bueno), comeremos más proteínas de origen vegetal como los cereales y -de todos modos- seguiremos comiendo más rápido. Pero, comeremos menos alimentos “chatarra” y llevaremos una vida menos sedentaria.

Fuente: Bibliomed
Por: Lic. Carolina Chevallier
Especialista en nutrición

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte

Anuncios

DIETAS NO FUNCIONAN, CAMBIOS DE HÁBITOS SÍ

enero 11, 2010

Cada 1 de enero, el propósito más común de Año Nuevo es perder peso. Mucha gente se va a lo fácil, ponerse a dieta, que generalmente abandonan en cuestión de semanas.

Algunos profesionales del ejercicio y la salud concuerdan en que perder peso es saludable, especialmente para los hispanos, que como grupo tienen una tasa de sobrepeso superior al 28%, según datos de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades.

El sobrepeso trae consigo problemas de circulación que ponen a las personas en mayor riesgo de ataques cardiacos.

“El reducir de peso puede ser de gran beneficio para la salud”, dijo Barry Franklin, portavoz del consejo de nutrición de la Asociación Americana del Corazón (AHA).

Esta organización recomienda reducir el peso no con dietas, sino con un cambio total de hábitos alimenticios y un régimen de ejercicio diario.

“Desafortunadamente no existe una píldora mágica y aunque es difícil (bajar de peso), se puede lograr al tomar buenas decisiones y mantener un balance: que entren y salgan calorías“, dijo Israel Allen, gerente de 24 Hour Fitness, un gimnasio de Southlake.

Los gimnasios generalmente ven un aumento de clientela a principios de enero, con gente que quiere cumplir su propósito de principio de año.

“El mes de enero tiene cierta magia, ya sea que es la oportunidad de comenzar de nuevo, o tal vez un sentimiento de culpa por comer de más” durante las fiestas de fin de año, dijo Allen.

Al llegar al gimnasio, usted debe seguir un plan de ejercicio, no esperar perder 20 kilos los primeros 20 días, por decir algo.

El mismo principio aplica al cambio de hábitos alimenticios, afirma Cecilia Cruz, distribuidora de los suplementos nutricionales Herbalife.

“A principios de año y durante el verano es cuando tenemos más gente en los centros” de nutrición de Herbalife, dijo Cruz.

En estos centros, los asesores de bienestar no solo venden batidos de proteína y suplementos que el cliente puede consumir en su hogar, sino que también dan charlas sobre los buenos hábitos alimenticios y la disciplina diaria que debemos observar en nuestras comidas.

Fuente: Diario Al Día (Dallas)
Autora: Liliana Vargas

Marca y Comparte


10 TRUCOS, ADELGAZA SIN ESFUERZO

noviembre 29, 2009

¿Quieres perder peso y no sabes como?, ¿las dietas han dejado de funcionarte?, ¿odias ir al gimnasio?… No te preocupes y anota estos consejos para deshacerte de esos kilitos de más sin sacrificio.

Te has planteado cien mil veces hacer dieta. Sabes que necesitas perder peso pero todos tus esfuerzos resultan en balde, y es que las buenas intenciones no sirven de nada.

Si quieres perder peso y no sabes como, si las dietas han dejado de funcionarte, si odias ir al gimnasio…

A continuación te proponemos unos truquillos para bajar de peso sin darte cuenta y ¡luce un cuerpo espléndido en esta temporada primavera/verano!

La 10 reglas de oro para adelgazar sin esfuerzo

¡Presta atención y olvídate de las drásticas dietas que te hacen sufrir!

1) Frigorífico 100% sano

Empieza a cuidarte por la nevera. Deshazte de los dulces, de los fritos, de los congelados… y evita así la tentación. Ahora cuando te pique la gula… en tu frigorífico encontrarás frutas, verduras, pescado, lácteos…

2) Haz 5 comidas al día… ¡no te saltes ninguna!

Destierra el mito de adelgazar sin comer. Es un error que además pone en peligro tu salud. Para que una dieta sea efectiva debes realizar cinco comidas diarias: desayuna bien, come algo ligerito a media mañana, no te pases en la comida, por la tarde haz un tentempié y cena light. El secreto está en que tu organismo quema mejor las calorías poco a poco que cuando se hacen pocas comidas y muy copiosas.

3) Indispensables las proteínas… ¡Son tus aliadas!

Olvídate de comer solo una ensalada, pues al cabo de dos horas volverás a tener hambre. Las proteínas son necesarias para quemas las grasas así que no te olvides de ella. Hazle un hueco en tu dieta a los pescados, aves, carnes como el pavo o el pollo, los huevos, yogures y queso fresco.

4) Las frutas y las verduras… tus mejores a amigas

Recuerda que cinco es el número mínimo de raciones de frutas y verduras que deberías ingerir al día para seguir una dieta sana y equilibrada. Además, tienen muchos beneficios, y te ayudará a combatir enfermedades cardiovasculares, transtornos digestivos…

5) Platos de postre… ¡Ojo con las raciones!

Para no pasarte con las raciones utiliza los platos de postre. Al ser más pequeños cabrá menos cantidad de comida aunque los verás muy llenos. Sin darte cuenta comerás menos con la sensación de comer más.

6) La sopa y la ensalada… tus platos estrella


Ingerir líquido corta el hambre ya que te llena más rápidamente a la vez que se absorven menos calorías. Así que esta temporada ya lo sabes, hazte una experta de las sopas y de las ensaladas.


7) No renuncies al chocolate… ¡Un placer permitido!

Ojo con los postres. Comer un helado o una onza de chocolate no te va hacer daño. Eso sí, no te pases. Son caprichos que puedes darte de vez en cuando.

8 ) Si tienes hambre, bebe agua

Es indispensable ir siempre acompañada de una botella de agua. Lo recomendable es beber dos litros al día para no retener líquidos. Un secreto: bebe un vaso de agua antes de cada comida, te llenará y sin darte cuenta comerás menos. Pero además, cuando te entren las ganas de picar algo… bebe agua. Funciona y evitarás tener remordimientos.

9) Dieta fuera de casa

Estar de dieta no tiene porque suponer una tortura. Puedes salir igual a comer fuera de casa. El secreto está en que antes de salir comas algo como una pieza de fruta, un yogurt… así matarás el gusanillo del hambre y tendrás menos apetito. Y por si fuera poco, te ahorrarás dinero. Si es que no hay mal que por bien no venga.

10) ¿Odias el gimnasio?

Sabes la importancia de hacer ejercicio pero aunque te hayas apuntado cien mil veces al gimnasio nunca vas. Eso de sudar no va contigo pero te damos algunos truquillos para moverte sin notarlo: No cojas el ascensor, sube por las escaleras, oblígate a andar cada día, al menos media hora. O si tu trabajo no está muy lejos, pasa del autobús y ves caminando.

Fuente:  Nosotras.com

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte


¿VIVIREMOS 100 AÑOS?

octubre 16, 2009

Los bebés que nacen hoy en los países desarrollados vivirán cerca de un siglo

Muchas personas viven el doble de tiempo que cien años atrás, y se prevé que esta diferencia aumente en el futuro. Se envejecerá con mayor calidad de vida y menos discapacidades. Así lo confirma un estudio publicado en “The Lancet” y lo corroboran especialistas austriacos, que relacionan una determinada molécula con la duración de la vida celular. Esta información se conoce pocos días después de la entrega del premio Nobel de Medicina 2009, que ha galardonado a los descubridores de los telómeros, claves en el proceso de envejecimiento.

El aumento de la población debido a una mayor esperanza de vida no siempre supone un coste creciente para el Estado. La edad tampoco tiene por qué estar reñida con una buena calidad de vida. Investigadores del Max Planck Institut (Alemania) y del Centro danés del Envejecimiento han analizado el desarrollo demográfico y la incidencia de enfermedades en más de 30 países industrializados. La conclusión es que la mayoría de los niños que nacerán en el futuro en estas regiones podrían llegar a ser centenarios.

Hace 150 años que se sigue un patrón constante y estable de crecimiento, sin descensos. Desde 1950, la esperanza de vida en los países ricos ha aumentado además en tres décadas. Este incremento se ha acelerado a partir de 1970, debido al progreso en la tasa de supervivencia de las personas ancianas.

El límite podría situarse alrededor de los 150 años. “Cuando las esperanzas de vida se acerquen más a él, esta tendencia debería ralentizarse”, puntualiza Kaare Christensen, del centro danés e investigador principal del trabajo.

Más calidad de vida

Para mantener la tendencia al alza hay que incrementar la tasa de supervivencia de las personas mayores. A pesar del aumento de las enfermedades crónicas, no sólo se vive más años que antes, sino que se tienen menos discapacidades y limitaciones. Se logran avances médicos, los trabajos que requieren esfuerzo físico disminuyen, se presta más importancia a la alimentación y se practica más deporte. En todas las franjas de edad son frecuentes unas pautas de conducta más sanas.

Los resultados indican que entre el 30% y el 40% de los individuos estudiados, de 92 a 100 años, eran autónomos para las actividades de la vida diaria. Otro estudio reciente en EE.UU. llevado a cabo con “supercentenarios” de entre 110 y 119 años mostró que, incluso a esta edad, el 40% de las personas eran independientes o necesitaban poca ayuda.

Sin embargo, los años de vida sólo aumentan en algunas partes del mundo. Ciertos países con ingresos bajos destacan porque sus expectativas disminuyen. En Rusia, la tasa de supervivencia de los hombres es más débil que nunca. Se sitúa en 65 años. La situación es peor en los países en desarrollo. Según Naciones Unidas, en Mozambique y Swazilandia (con las perspectivas de vida más bajas del planeta), un bebé que nace hoy vivirá entre 39 y 42 años.

Fuente: Consumer Eroski
Autor:  Núria Llavina Rubio

Marca y Comparte


ALERGIAS DE PRIMAVERA!

septiembre 21, 2009

¿Quién no ha sufrido en algún momento de un ataque incontrolable de estornudos encadenados?

O en ocasiones ¿ha sentido el comienzo de un resfriado que no termina de materializarse por semanas, pero que fastidia con síntomas como ojos aguados, carraspera, tos y la inevitable nariz tapada?

¿Cuántas veces han padecido dolores de cabeza por razones que no logran descifrar ni los médicos, que no responden a los analgésicos comunes y van y vienen misteriosamente? ¿Y los niños a quienes nunca se les termina de curar la gripe y pasan de un resfriado a otro?

Y ¿cuántos de estos síntomas se han presentado al comienzo de la primavera? Entonces es muy probable que muchos de estos males sean el resultado de un cuadro típico de alergia causada principalmente por elementos ambientales de la estación.

Y es que, además del reverdecer de los campos y la aparición de las flores por doquier, para los casi 50 millones de personas alérgicas en Estados Unidos (*) la llegada de la primavera significa el comienzo de la temporada de estornudos, picazón, lagrimeos, congestión, tos, comezón, fatiga… por enumerar solo los síntomas más comunes de una reacción alérgica.

Pese a lo común de los síntomas – y tal vez por eso mismo – en muchos casos las alergias pasan inadvertidas y no son diagnosticadas como tal. Esta situación se presenta especialmente en niños y más aún cuanto más pequeños son, ante la frustración y preocupación de sus padres. Muchas veces los constantes lagrimeos, nariz mocosa y congestionada o tos se confunden con una cadena de interminables resfriados o gripes, que limitan al niño disfrutar de jugar, ir al colegio o simplemente desempeñarse con normalidad.

Es importante para los padres que observan la llegada de estas gripes encadenadas al comenzar la primavera, acudir por ayuda a un especialista para determinar si se trata de resfriados comunes o de la presencia de alergias puesto que hay una fuerte relación entre las personas con alergias estacionarias y el asma: Unos 10 millones de estadounidenses sufren de asma y más del 70% de las personas con asma también son alérgicas. Sólo en 2000 los casos de niños (menores de 18 años) con síntomas relacionados al asma produjeron 4,6 millones de consultas médicas en Estados Unidos. (**)

El problema es que los mayores causantes de las alergias son elementos comunes que (en otras personas serían inofensivos) en personas y niños sensibles causan alguno o todos los incómodos síntomas mencionados y los hacen vulnerables a dolencias y complicaciones adicionales como el asma. Siendo la situación peor porque además estos causantes, llamados alergenos, están presentes en todas partes, tanto dentro como fuera de la casa.

Entre los alergenos externos más comunes están el polen, las esporas y ciertos hongos, mientras que dentro de la casa (escuela u oficina) destacan el polvo y los ácaros del polvo (conocidos en inglés como dust mites), moho, restos epiteliales de animales y personas, restos de fibras y en especial desechos de insectos de ocurrencia común en la casa, específicamente los desechos de las detestables cucarachas.

Durante la primavera, al aumentar la producción de polen (del césped, árboles que florecen y plantas que se reproducen) éste se dispersa en el ambiente con la brisa, y la temporada de polinización se convierte en sinónimo de alergias con la aparición de casos agudos de la llamada fiebre del heno y un mayor número de ataques de asma.

Aunque para la mamá de un niño alérgico es de poco consuelo, es importante que sepan que es casi imposible encontrar un solo hábitat en la tierra en el que de algún modo no estén presentes el polen, esporas, mohos o polvo, así que la solución de “mudarse a otro lugar” no es una opción en el caso de las alergias.

Tampoco es práctica la idea de vivir aislado o encerrado en una casa hermética. Con el cambio de estación suele aumentar la presencia de plagas caseras, es decir, aumenta la población de cucarachas y pestes similares que proliferan aún más en climas calientes. Los padres, y en especial las mamás no deben sentirse culpables de la presencia de alergenos en una casa. No es la falta de limpieza que afecta a sus niños porque los alergenos están presentes en el interior de cualquier casa, por más limpia que esta esté. Es imposible eliminar al 100% la presencia de ácaros, o restos microscópicos de partículas de polvo y sus componentes. Una casa limpia ayuda, y es importante para los papás de niños alérgicos conocer y seguir una serie de recomendaciones comprobadas que funcionan para disminuir los alergenos y poder mitigar los efectos de las alergias en sus hijos.

Según la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology – AAAAI) el hecho que a diario las alergias infantiles causen la inasistencia de sus padres al trabajo, de los chicos al colegio y los priven de participar en juegos y otras actividades de su edad, puede evitarse si se conoce cómo funcionan y que dispara las alergias.

“Las enfermedades alérgicas se pueden controlar, y sus síntomas se pueden prevenir o minimizar. Es imprescindible que aprendamos a conocer los desencadenantes de las alergias y entender cómo tratarlas, lo que puede marcar la diferencia entre una enfermedad debilitante crónica y un estilo de vida productivo y sano” explica la AAAAI.

Por tanto el objetivo primordial ante las alergias es encontrar la manera más eficaz de disminuir al mínimo los elementos que la causan y hacer que quienes las sufren se hagan menos susceptibles a ellos. Para ello los padres cuentan además con nuevos tratamientos que han asistido a millones de niños sensibles a disfrutar tranquilos de la llegada de la primavera.

Así que: Mamá ¡ármate contra las alergias de tus hijos con el poder del conocimiento! Aquí encontrarás información sobre…

(*) Según datos de National Institute of Allergy and Infectious Diseases – NIAID.

(**)Según datos de American Academy of Allergy, Asthma & Immunology – AAAAI

Alimentos para paliar las alergias de primavera

Desde hace unos años hay un incremento importante en el numero de personas que sufren alergias. Según datos recientes, hasta 20 por cien de los niños de los países occidentales padecen asma, entre 15 y 23 por ciento tienen alergia al pólen, polvo o pelo de animales, y entre 15 y 19 por ciento tienen excema. En términos globales, aproximadamente un 7 por ciento de la población mundial sufren de alergia estacional al polen o hierba. Este tipo de alergia produce picor en los ojos, estornudos y rinitis.

Según la profesora e investigadora de la Universidad de Reading, Ann Walker, las últimas investigaciones indican que una dieta rica en antioxidantes y omega-3 podría ayudar a paliar las síntomas de estas condiciones atópicas. La Doctora Walker cita tres estudios llevados a cabo en 2003 que apuntaban a la relación entre la alimentación y las alergias. El primero citado, de un equipo de investigadores italianos, analizaron las respuestas de padres de 4.104 niños de 6 a 7 años que sufrían asma y alergias. Según los resultados, una dieta rica en fruta (especialmente frutas cítricas) y verduras paliaban las dificultadades respiratorias, mientras que un alto consumo de margarina vegetal las agudizaban.

El segundo estudio realizado de científicos noruegos examinó el caso de 2.531 niños. Según los resultados de este estudio, niños que habían tomado pescado antes de cumplir un año sufrían menos alergias y asma que los niños que no lo habían tomado.

El tercer estudio se realizó en Alemania en un estudio comparativo entre 344 adultos que padecían alergias y otros adultos sanos. Según los resultados de este último estudio, el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y vitamina C reducía el riesgo de sufrir alergia.

En este sentido, Ann Walker realiza los siguientes consejos a las personas que sufren alergias, asma o excema:

-Comer 5 raciones o más de fruta y verdura al día para mantener un buen nivel de antioxidantes (el té verde también es un excelente antioxidante).

-Lograr un consumo equilibrado de grasas ácidas, reduciendo el consumo de aceite de girasol y otras semillas en favor de aceite de oliva.

-Aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3.

-Tomar alimentos probióticos (como el yogur).

En algunos casos, la vitamina C produce una mejora en las síntomas de personas que sufren alergias al polen, mientras que la vitamina E puede ayudar a personas que padecen excema.

Fuente: Managing Allergies

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte


LA IMPORTANCIA DEL AGUA

agosto 18, 2009

Se dice todo el tiempo que hay que beber dos litros de agua todos los días pero, ¿esta bien que todos tomen esta cantidad?

La regla de beber dos litros diarios es simplemente una guía general que proviene de una vieja investigación que establecía que era necesario ingerir 1 ml. de agua por cada caloría que se consume.

Si seguimos una dieta de 2 mil calorías entonces deberíamos beber 1.8 litros al día. Sin embargo, para calcular las necesidades de líquido de manera más precisa hay que tomar en cuenta tus medidas, el nivel de actividad y la temperatura del aire (si, la temperatura también).

Por ejemplo, es lógico que vas a necesitar más hidratación cuando la temperatura sea muy alta o muy baja y cuando se realicen ejercicios fuertes. Posiblemente los hombres también necesiten más agua que las mujeres porque usualmente tienen una mayor masa muscular.

Aproximadamente de 55 a 75% de nuestro peso corporal está formado por agua. Si perdemos sólo de 1 a 2% del agua de nuestro organismo el rendimiento atlético puede verse afectado. Si perdemos más del 10% del volumen de agua corporal podría sobrevenir una termoplejía o un golpe de calor. Es fácil darnos cuenta de lo esencial que es mantener un equilibrio en los fluidos, particularmente los atletas.

No es sólo para ir al baño

El agua es uno de los componentes más importantes del cuerpo humano: regula la temperatura del organismo, protege los órganos vitales proporcionándoles sostén y ayuda al sistema digestivo.

El 75% de los tejidos musculares y el 25% de los tejidos grasos están formados por agua. Aparte también transporta nutrientes y elimina desechos. No podríamos sobrevivir más de una semana sin agua. Justamente por estos motivos, todos los días debemos consumir la cantidad que perdemos en nuestras actividades básicas.

Una hora de ejercicios puede hacer que perdamos más de un litro de agua en forma de sudor, dependiendo de la intensidad y de la temperatura del aire. Por eso, si no estamos bien hidratados, el cuerpo no se puede enfriar de forma adecuada y empezamos a sentir los efectos de la deshidratación. Esto puede ocurrir con mayor rapidez en los días húmedos porque la humedad del aire no permite que el sudor se evapore tan rápidamente.

¿Qué peligros existen si me deshidrato?

Cuando estamos deshidratados el cuerpo no puede enfriarse. Estos síntomas de la deshidratación son progresivos y empiezan con la sed, razón por la cual se dice que cuando empezamos a sentir sed, ya es demasiado tarde: ya estamos deshidratados. El próximo síntoma es la fatiga y posiblemente calambres, luego falta de coordinación, debilidad, delirio (agotamiento por calor o golpe de calor) y, finalmente, la muerte.

La mejor manera de evitar la deshidratación es seguir algunas reglas sencillas con respecto a la ingesta de líquidos. Un buen punto de partida es la regla de los dos litros al día.

Para asegurarnos que la ingesta de agua es adecuada, hay que vigilar el color de la orina. Cuando una persona está bien hidratada debe ser de color claro o transparente, a menos que estés tomando suplementos, los cuales oscurecen el color por unas horas después de haberlos ingerido.

¿Existen alternativas?

Debemos reconocer que beber agua todo el tiempo puede ser bastante aburrido (más allá de que algunos sean fanáticos). Pero tenés que acordarte que no todos los fluidos deben ser agua pura. Existen opciones mucho más ricas como las frutas, los jugos, las sopas y los vegetales.

Por ejemplo, media taza de lechuga contiene 95% de agua por peso y una papa horneada contiene 71% de agua. Incluso, el atún, el arroz, la pasta y el pollo tienen 70, 69, 66, y 65% de agua por peso respectivamente.

Los excesos, siempre, son malos

Aunque queramos estar bien hidratados, demasiado puede ser dañino. Los atletas que participan en eventos de gran exigencia, como por ejemplo maratones y triatlones, pueden correr el riesgo de beber demasiada agua, lo cual puede traer como consecuencia unos niveles de sodio bajos o diluidos en la sangre. Este trastorno se llama hiponatremia, que a pesar de ser poco común, puede ser grave.

Cuando un atleta compite por un largo período de tiempo pierde mucha sal a través del sudor. Si eso se combina con la ingesta de agua, el resultado puede ser demasiada agua y poco sodio”. Lo más preocupante es que los síntomas son muy parecidos a los de la deshidratación: náusea, fatiga, vómitos, debilidad, somnolencia y, en casos graves, hasta la muerte.

La mejor forma de evitar la hiponatremia y al mismo tiempo tener buena hidratación es siguiendo algunas recomendaciones sencillas:

* No restringir la ingesta de sal por unos días antes de la competencia, a menos que el médico indique lo contrario.

* Tratar de tomar bebidas deportivas con sodio al competir por más de una hora, sobre todo si el clima es caliente y húmedo.

Puede ser difícil tomar suficiente agua al principio, pero una vez que se crea el hábito se vuelve mucho más simple.

Para hacer que la transición sea más fácil lleva con vos una botella de agua adonde vayas. Eso sí, preparáte porque vas a tener que ir al baño varias veces al día, pero con el tiempo tu vejiga se acostumbrará.

Fuente: MinutoUno.com

Marca y Comparte


VIVIMOS CADA VEZ CON MAS STRESS

julio 17, 2009

“Experiencia interna que crea una desbalance psicológico en el individuo y es el resultado de factores del ambiente interno, la organización donde trabaja ó las personas que le rodean”

La vida actual nos somete constantemente a presiones, que sin darnos cuenta nos provocan diversos grados de Stress, el cual se manifiesta generalmente como resultado de las frustraciones originadas por necesidades insatisfechas ó también como respuesta a cosas alegres, tristes, fìsicas etc. Para el organismo, el Stress tiene un significado bastante amplio, es un sinónimo de cambio, cualquier cosa que cause un cambio en la vida no importando si es bueno ó malo, real ó imaginario, puede causar Stress.

La tensión originada por el Stress desencadena reacciones de ansiedad y angustia, que se manifiestan de múltiples maneras, tales como: sudores, taquicardia, sofocos, escalofríos, hormigueos en las extremidades, mareos, dolores de cabeza, cuello y espalda, alteraciones del sueño, apetito y gastrointestinales, presión sanguínea alta, problemas articulares, trastornos depresivos; desgano, irritabilidad, apatía y pérdida del interés sexual, sentimiento de desrealización, miedo a la muerte y diversas fobias entre otros. La tensión originada por el Stress, es en cierta manera necesaria para el desarrollo de la personalidad, pero cuando no puede ser controlada, empiezan a aparecer los síntomas descritos. Dicho de otra manera, si consideramos el Stress como cualquier cosa que nos estimula y aumenta nuestro nivel de alerta, podemos decir que la vida sin estímulos sería monótona y aburrida. Por otro lado, una vida con demasiados estímulos se vuelve desagradable y agotadora llegando a dañar la salud.

No todas las personas reaccionarán de igual manera ante el estímulo que provoca el Stress, si una persona es especialmente susceptible en su sistema articular ó gastrointestinal, esos serán los síntomas que manifestará. Por otro lado, unos reaccionarán inmediatamente y otros soportarán y acumularán las cargas negativas hasta que estas se conviertan en problemas más serios. La cantidad de Stress que una persona puede tolerar antes que este pueda manifestarse en su organismo, se conoce como “Tolerancia al Stress”, que es una condición innata la cual la mayoría de nosotros hemos heredado en cantidad suficiente para manejar nuestros problemas cotidianos. Una de cada diez personas ha heredado una condición llamada “Baja tolerancia al Stress“, cuyo resultado puede ser desastroso, la persona estará en un estado constante de Stress, con manifestaciones de insomnio, dolores, depresiones, etc.

CUALES SON LOS SINTOMAS DE STRESS?

Dentro de los síntomas de Stress podemos distinguir dos tipos: subjetivos (ansiedad, depresión, agresividad, alteraciones del sueño etc.) y objetivos (enfermedades relacionadas al sistema corporal directamente), independientemente de su forma de presentación, diremos que el Stress es un mal generalizado que se hace más evidente en personas con un ritmo de vida intenso y que en la mayoría de casos no están conscientes del problema.

El Stress se manifiesta generalmente en tres etapas: la primera es una de alarma que se expresa por medio de tensión muscular. La segunda es de resistencia, manifestada por ansiedad, tensión, fatiga y finalmente si la tensión persiste, viene la etapa de agotamiento, en donde el organismo empieza a presentar síntomas corporales como presión alta, ùlceras, cefaleas y diversos cuadros que involucran todo el organismo.

COMO PUEDE USTED RECONOCER QUE SE ENCUENTRA BAJO STRESS?

A continuación se presenta una tabla con los síntomas a corto y largo plazo que son indicadores de Stress, mientras síntomas aislados pueden ó no significar Stress, cuando varios de ellos ocurren, significa que el Stress está teniendo un efecto en la persona, es importante que en la medida que este aumenta, la habilidad del individuo para reconocerlo a medida disminuye.
Los síntomas físicos a corto plazo ocurren cuando el cuerpo se adapta a los cambios fìsicos causados por la liberación de Adrenalina. A pesar que la persona los percibe como desagradables y negativos, son signos indicadores que el cuerpo está listo para la acción de sobrevivencia ó de alto rendimiento. Los síntomas a largo plazo ocurren cuando el cuerpo ha sido expuesto a la acción de la Adrenalina por largos períodos de tiempo, cuando esto sucede la salud puede empezar a deteriorarse. Los síntomas que más comunmente se presentan son:

Síntomas físicos a                Síntomas fìsicos a            Síntomas internos de
corto plazo                             largo plazo                         Stress a largo plazo

Aceleración del ritmo cardìaco Alteraciones del Apetito Ansioso y preocupado
Aumento de la Sudoraciòn Fríos frecuentes Confusión y dificultad para
concentrarse o tomar desiciones
Piel fría Enfermedades  como:  asma,
problemas digestivos
Reducción del interes sexual
Manos y pies fríos Diversos trastornos sexuales Sentirse fuera de control ó abrumado por eventos
Sensaciòn de naùsea y mariposas en el Estómago Dolores en general Cambios de conducta:  depresión, frustración, hostilidad, irritabilidad
Respiración rópida Sensación de fatiga extrema y constante Se siente más letárgico
Músculos tensos Cefaleas Dificultad para dormir
Deseos constantes de orinar Dolores de cuello y espalda Ingiere más alcohol ó fuma más
Diarrea ó Estreñimiento Erupciones de la piel Cambio en hábitos de comida

La ansiedad es un componente principal de los problemas de Stress y es desencadenada por diversos estímulos; Albert Ellis ha listado los cinco principales deseos ó creencias irreales que causan ansiedad:

  • El deseo de tener siempre el amor y admiración de toda la gente
  • El deseo de ser enteramente competente todo el tiempo
  • La creencia que factores externos son causa de todas las desdichas
  • El deseo que las cosas sean siempre de la manera que queremos y que la gente siempre haga lo que queremos
  • La creencia que las experiencias pasadas controlarán inevitablemente lo que sucederá en el futuro.

DIFERENTES TIPOS DE STRESS

Existen diferentes tipos de Stress:

  • Stress emocional
  • Stress de supervivencia (por enfermedad orgánica)
  • Stress por trabajo: por fatiga, sobre-trabajo y/ó diversión, poco trabajo, presiones de tiempo
  • Stress químico: la comida puede contribuir a experimentar Stress (cafeína, azúcar, chocolate, demasiada sal, deficiencias dietéticas etc.)
  • Por factores medio ambientales: invasión del espacio personal, insuficiente espacio para vivir ó trabajar, ruido, polución, condiciones sucias ó desarregladas.
  • Por tabaco
  • Por factores hormonales
  1. Pubertad
  2. Síndrome Premenstrual
  3. Post-parto
  4. Menopausia
  • Cuando se toman responsabilidades por las acciones de otra persona
  • Stress alérgico

COMO MEDIR SUS NIVELES DE STRESS

Se han diseñado tablas de consulta para medir el grado de Stress acumulado en períodos de un año, esto es porque los cambios generalmente tienen efecto a largo plazo, es decir que después de un estímulo estresante fuerte, sus efectos pueden sentirse por lo menos un año después.

LA ALIMENTACION Y EL STRESS

Comer de forma equilibrada es fundamental para mantener en orden tu cuerpo y tu mente y evitar que el Stress afecte a tu estómago, tus defensas y tu sistema nervioso. De lo que comemos depende buena parte de nuestra estabilidad física y emocional.

Más que alimentarse de ciertos alimentos, la mejor estrategia frente al Stress es comer bien y de todo, ya que de ello depende que nuestras defensas estén altas.

Los nutrientes que contribuyan a mantener fuerte nuestro organismo y, por tanto, a paliar el Stress, son:

Las vitaminas. La A, la C y la E combaten directamente la formación de radicales libres. La A se obtiene de las zanahorias, el melón, el brócoli, las coles de Bruselas, las espinacas y los boniatos. La C está presente en los cítricos y en el brócoli, los pimientos, el melón y el tomate. Para obtener vitamina E hay que consumir frutos secos y aceites vegetales. Las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante. Se encuentran en la levadura de cerveza, lácteos, carne, cereales, aguacate, repollo y judías verdes.

Minerales. Potasio, magnesio, calcio y zinc son imprescindibles porque estimulan la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al Stress. Por otro lado, tienen propiedades relajantes y mantienen a raya el ritmo cardíaco. Frutas, verduras, cereales enteros y carne son alimentos ricos en potasio. El magnesio se encuentra en las verduras (puede desaparecer en la cocción, por eso es aconsejable consumir esta agua en forma de sopa o salsas). Los frutos secos, cereales y semillas también lo contienen, pero hay que consumirlos enteros porque el magnesio se destruye en el proceso de trituración. El calcio, es conocido como “el tranquilizante natural” y, desde luego, pocas cosas tienen un efecto tan sedante como beber un vaso de leche tibia antes de acostarse. Muchas funciones inmunes perturbadas por el Stress pueden estimularse con el zinc. Un nivel insuficiente de zinc provoca muchos trastornos y síntomas relacionados con el Stress, como irritabilidad, depresión, impotencia y baja inmunidad.

El Hidrolizado de proteínas de leche. Investigaciones llevadas a cabo en Francia descubrieron que la placidaz del sueño de los bebés tras alimentarse de leche materna se debía a un péptido que se encuentra en la leche. El análisis de las diferentes fracciones del hidrolizado de la leche utilizando las mismas enzimas presentes en el estómago de los bebés condujo al aislamiento de la fracción activa del hidrolizado de proteína de leche que posee efecto antistress respecto al placebo y comparable al de productos químicos de referencia. El hidrolizado de proteína de leche no contiene lactosa por lo que no produce efectos de intolerancia a la leche.

Alimentos relajantes. Algunos alimentos estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas ayudando al organismo a mantenerse relajado mientras que otros favorecen la irritabilidad. Entre los alimentos “relajantes” están el plátano, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las semillas de girasol. Un truco antistress y anticalorías: Ten siempre a mano una barrita de regaliz por si te asalta el hambre entre horas, además de calmar el hambre sin aportar apenas calorías, tiene una poderoso efecto antistress.

COMBATIENDO EL STRESS CON UN POCO DE EJERCICIO

Los deportes no solo ayudan a aliviar el Stress, si no que te hacen ver y sentir mejor lo que eleva tu auto-estima y esto a su vez, alivia también el Stress. Para que esto funcione es necesario que hagas ejercicio tres o cuatro veces por semana elevando tu ritmo cardiaco a niveles apropiados. Salir a pasear al perro, ir a nadar, o juntarse para caminar, también puede ser clave para quitarse de encima la tensión.

También existen otros métodos para aliviar el Stress, como la aromaterapia, técnica de inhalación de aceites concentrados de las plantas, la terapia del color, que se basa en creencias antiguas de que los colores tienen sus propias características, los remedios florales, “medicinas” líquidas hechas a base de flores que atacan estados emocionales negativos y el Stress, etc…

Fuente: El Heraldo

Marca y Comparte