REEMPLAZOS DE COMIDAS PARA BAJAR DE PESO

junio 19, 2010

Informe Especial: Health & Wellness

Los estudios científicos han comprobado que beber batidos hipocalóricos enriquecidos con proteínas, reemplazando 1 ó 2 comidas al día, promueve un control de peso más saludable que limitar las calorías sólamente. Este artículo da cuenta de tres estudios realizados en EE.UU., Corea y Alemania, acompañados de la palabra de un especialista en la materia.

Existen en el mercado productos nutricionales que permiten suplementar aquellas comidas insuficientes, y que por poseer todos los nutrientes necesarios son considerados completos. Este artículo se centrará en los espesos batidos hipocalóricos, fortificados con vitaminas y minerales, elaborados a partir de proteínas de alto valor biológico como la proteína de soja y suero de leche de vaca, libres de grasa animal y acompañados de fibra . Estos batidos pueden ser enriquecidos con un aporte adicional de proteínas, elevando la ingesta de éste nutriente a un 30% de las calorías totales en el día. Las proteínas poseen varios efectos interesantes, ya que además de nutrir y ayudar a mantener la masa muscular intacta, producen saciedad prolongada.

Se ha demostrado científicamente que estos batidos conocidos en otros países como “reemplazos o sustitutos de comidas” son una forma efectiva para controlar el peso. Estudios realizados en prestigiosas universidades de diversas partes del mundo, dan cuenta de éstos beneficios. A continuación haremos una descripción somera de sus hallazgos.

Ensayo controlado sobre el enriquecimiento proteico de los batidos para bajar de peso

En el Centro de Nutrición Humana de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), un grupo de investigadores conducidos por el Dr. Leo Treyzon y colaboradores publicaron en la revista Nutrition Journal, un ensayo clínico comparando con un grupo control, el efecto de enriquecer con proteínas una dieta consistente en batidos hipocalóricos que reemplazaron dos comidas en el día, acompañados de una tercera comida saludable por la noche. Se calculó una reducción de 500 calorías por día para ambos grupos.

Ocurre que cuando uno hace dieta para bajar de peso reduciendo las calorías, lo logra pero con un costo alto ya que no sólo pierde grasa sino también masa muscular, siendo este último un efecto por demás indeseable.

¿De qué se trató el estudio? En el estudio participaron 100 personas con sobrepeso repartidos en dos grupos, con el propósito de analizar los efectos de dos niveles diferentes de proteínas, en una dieta baja en calorías para perder peso durante un período de un año. Los participantes no sabían a qué grupo habían sido asignados.
¿Cuál fue el propósito del estudio? El objetivo de los investigadores fue observar si las personas que ingerían más proteínas (el doble de lo normal) perdían peso conservando su masa muscular magra, en comparación con aquellas que ingerían una cantidad normal de proteínas.
¿Qué ocurrió? Al finalizar el estudio, si bien ambos grupos perdieron la misma cantidad de peso, el grupo que recibió el doble de proteínas lo hizo sólo a expensas de la grasa conservando su masa muscular intacta.

Eficacia de los batidos en Corea

En el Hospital de la Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur, el Dr. Kim y colaboradores llevaron a cabo un estudio publicado en 2009 en la revista médica International Journal of Clinical Practice, sobre la eficacia de dos batidos hipocalóricos al día para reducir el peso y la grasa abdominal en personas obesas con síndrome metabólico, un conjunto de alteraciones caracterizado por obesidad abdominal, presión arterial, azúcar y colesterol en sangre elevados. Se trató de un estudio que duró 12 semanas, comparando dos dietas hipocalóricas (1200-1500 calorías), una con batidos enriquecidos con un aporte extra de proteínas y otra, nutricionalmente completa y balanceada. Tanto los participantes como los investigadores ignoraban el tipo de dieta asignada a cada grupo. Los integrantes de cada grupo fueron seleccionados al azar mediante un programa computarizado.
¿Cuál fue el propósito del estudio? Además de evaluar los efectos de las dos dietas diferentes sobre el peso, los investigadores observaron si las personas asignadas a la dieta hiperproteica perdían más grasa corporal y/o grasa abdominal que aquellos que consumían una cantidad de normal de proteínas. También evaluaron el impacto de las dietas sobre las alteraciones que acompañan al síndrome metabólico.
¿Qué ocurrió? Al finalizar las 12 semanas, ambos grupos perdieron peso en el área abdominal. Sin embargo, entre los sujetos que siguieron la dieta más estrictamente, las personas que integraban el grupo hiperproteico perdieron más grasa corporal (y menos masa magra) que aquellas que consumieron una cantidad de proteínas estándar.

Batidos: un control de peso más efectivo y saludable que limitar las calorías solamente

En la Universidad de Ulm, Alemania, Marion Flechtner-Mors, Ph.D. y Herwig Ditschuneit, M.D. realizaron un estudio con batidos con bajas calorías enriquecidos con proteínas, reemplazando dos de las tres principales comidas del día. Se comparó con otro grupo con una ingesta de proteínas normal, en sujetos con sobrepeso.
¿De qué se trató el estudio? Con una metodología similar a los estudios anteriores, en esta investigación se incluyó a 110 personas obesas que fueron observadas durante un período de 12 meses, para establecer el efecto sobre el peso de diferentes niveles de proteínas en la dieta.
¿Qué ocurrió? El hallazgo general confirmó que la ingesta de batidos hipocalóricos enriquecidos con proteínas, en reemplazo de dos comidas al día, promueve un control de peso más saludable que limitar las calorías sólamente. Otro hallazgo significativo señaló que, al finalizar el estudio, el riesgo de problemas de salud asociados con el sobrepeso era mucho menor para el 64% de las personas en el grupo hiperproteico que para el 41% que consumió la cantidad de proteínas convencional.

Palabra de experto

Para conocer más acerca de este tipo de alimentos también conocidos como suplementos dietarios, entrevistamos al Dr. Patricio Kenny, Médico Consultor de Herbalife International Argentina S. A.

Énfasis Alimentación: ¿Cómo ve el panorama de la nutrición?

Dr. Kenny: Lamentablemente, la inmensa mayoría de la población carece de los conocimientos básicos sobre nutrición, y a la vez ignora los riesgos que conlleva una mala alimentación y la falta de ejercicio. En nuestro país al igual que en otros países vecinos, coexisten los dos extremos de la mala-nutrición, la desnutrición y la obesidad. Es necesario informar y educar a la sociedad sobre cuales deben ser los criterios saludables para seleccionar los alimentos para la mesa familiar. No es bueno seleccionar los alimentos que uno va a comer todos los días sólo en base al sabor o al precio. También hay que incluir el valor calórico y la información nutricional de cada producto.

Esta información está presente en las etiquetas adheridas a los envases. Es necesario saber cuales son los alimentos “buenos” y cuales los “malos” para nuestra salud. Hay que concientizar a la población que una alimentación “inteligente” de la mano del ejercicio regular, puede prevenir numerosas enfermedades crónicas. Hay que evitar la sal, azúcares refinados, grasas saturadas y trans, en especial aquellas que contienen omega-6, y reducir la ingesta de proteína animal porque viene acompañada de grasa de mala calidad.

Hoy hablar de peso ya tiene un valor relativo. Ya no se puede decir “bajé de peso”, ya que éste parámetro por sí sólo no refleja a expensas de qué compartimento corporal se redujo el peso. Es por agua, grasa, músculo, o las dos últimas? Por ello cuando uno baja de peso debe saber que está sucediendo en su organismo. Hoy día hay métodos sencillos para conocer la composición corporal de un modo muy aproximado al real. Hoy sabemos que “la panza” ya no es un signo de status. Por el contrario, la obesidad abdominal representa en el hombre moderno una peligrosa amenaza para la salud, en particular la salud del corazón y las arterias. Un adulto con panza (circunferencia abdominal mayor de 88 cm en la mujer y 102 cm en el hombre) es una “alerta roja”, una bomba de tiempo. Pero las noticias no son todas malas, ya que un descenso de peso de tan sólo 5 a 10% reduce significativamente el riesgo de padecer tales enfermedades que amenazan la vida como el infarto, el derrame cerebral, la diabetes tipo II, y hasta algunas formas de cáncer, todas relacionadas con el sobrepeso y la obesidad abdominal.

Hemos adquirido hábitos de alimentación no sólo poco saludables, sino más bien potencialmente peligrosos. Sin embargo,la ciencia de la nutrición ha avanzado tanto que una dieta inteligente puede cambiar la calidad de vida de las personas, al reducir el peso, demorar el envejecimiento y evitar enfermedades crónicas. Éstos cambios pueden lograrse junto con ejercicio físico tanto aeróbico como anaeróbico, de intensidad moderada, y frecuente y sostenido en el tiempo.

É. A.: ¿Cuáles son esas formas de alimentación inteligente?

P. K.: Una dieta inteligente es aquella que reduce el tamano de las porciones y con ello sus calorías, a la vez que evita los alimentos poco saludables ya senalados, e incluye 5 a 7 porciones de vegetales y frutas al día, 8 vasos de agua, pescados de aguas frías, carnes magras, lácteos descremados, harinas integrales y frutos secos por mencionar algunos. Sin embargo, aún cuando se intente con una dieta cubrir los requerimientos diarios de todos y cada uno de los nutrientes, esto no resulta fácil de lograr y sostener en el tiempo.

Es probable que sea necesario echar mano de algunos suplementos para lograr incorporar todos los nutrientes recomendados. Hacer una dieta completa y balanceada todos los días de la semana es un ideal que no es fácil de alcanzar. Ya que no siempre está al alcance del bolsillo, y tampoco hay tiempo ni ganas disponibles para la compra y preparación de los alimentos. Cuando de controlar peso se trata, hay que comer menos y mejor, y moverse más. El mercado de los suplementos nutricionales está creciendo en forma vertiginosa simultáneamente con los avances científicos en el conocimiento de las hormonas que regulan el apetito, las proteínas que sacian, los antioxidantes que protegen del envejecimiento celular, y el balance de ácidos grasos que previene enfermedades. Esto ha hecho que muchas empresas dedicadas a la nutrición estén invirtiendo en investigación básica y clínica para obtener productos seguros y eficaces al alcance de la población.

Los batidos nutricionales son una clara demostración de ello. Se trata de alimentos con una cantidad y calidad de nutrientes saludables y calorías, que permiten nutrir sin engordar. Su composición nutricional equilibrada y completa, y su presentación en polvo, hacen recordar a las nutritivas leches para bebés. Sus nutrientes se encuentran en concentraciones dentro de un rango nutricional fisiológico. Lo más interesante, desde el punto de vista nutricional, es que cuando éstos batidos son enriquecidos con proteínas, no sólo controlan el apetito, sino que además permiten bajar de peso, no a expensas de la grasa y el músculo, como ocurre con las dietas comunes para adelgazar, sino preservando la masa muscular. Un batido contiene según como se prepare, entre 80 y 200 calorías por porción. En comparación con 500 calorías o más de una típica comida.

É. A.: ¿Qué aceptación tienen los batidos como sustitutos de comidas?

P. K.: Es preciso aclarar que en nuestro país la autoridad regulatoria no permite, por ahora, emplear el término “reemplazo de comidas”. En muchos países del mundo está aceptado reemplazar 1 o 2 comidas al día, respetando la tercera comida por la noche. Las autoridades regulatorias en EE.UU., Japón y en 27 países de la Unión Europea han aceptado los batidos nutricionales como reemplazos de comidas, ya que éstos han demostrado en estudios clínicos, su eficacia y seguridad en el control de peso tanto en el corto (3 meses) como el largo plazo (4 años). Estos batidos se han convertido así, en una herramienta de gran utilidad para combatir el sobrepeso y la obesidad.

É. A.: ¿Qué beneficios tienen comparándolos con las dietas tradicionales para bajar de peso?

P. K.: Las ventajas de los “reemplazos de comidas” es que a través de un plan estructurado donde el aporte calórico es fijo y pre-determinado, permiten controlar el peso de un modo efectivo y saludable, a expensas sólo de la grasa y preservando la masa muscular.
Dentro de las diferentes dietas para adelgazar ¿cuántas personas pueden hacerla bien? ¿Qué costo tienen? Cuan saludables son?

Los batidos, como reemplazo parcial de comidas, son una herramienta valiosa cuando todo lo demás no funciona.
Bajar de peso requiere cierta disciplina, control de las calorías así como del tamaño de las porciones, y de una dieta reducida en calorías (500 calorías menos) que cubra los requerimientos de todos los nutrientes, vitaminas y minerales. Hoy día ya no se trata solamente de controlar el peso como parámetro aislado, sino que hay que modificar también otras variables de enorme importancia para la salud, como el porcentaje de grasa corporal, en particular la grasa abdominal, el nivel de grasa visceral, y el gasto energético (metabolismo basal). Ésto último se puede lograr incrementando la masa muscular por medio del ejercicio anaeróbico. Un batido cuesta entre 8 y 10 pesos: es un “fast food saludable”.

Un descenso de un 5% o 10% de peso, en una persona con sobrepeso u obesidad, tiene un enorme impacto sobre la salud y el riesgo cardiovascular. Esta es la gran noticia. Sin embargo, esto debe estar acompañado por ejercicio físico frecuente y regular.
El gran problema de las dietas para bajar de peso es el efecto rebote, también conocido como efecto “yo-yo”. Se logra bajar de peso durante un año, pero después se vuelve a aumentar. Los estudios han demostrado que luego de logar el descenso de peso inicial, éste se puede mantener en el tiempo – hasta 4 años – con el consumo de un batido por día y dos comidas saludables.

É. A.: ¿Tienen alguna contraindicación?

P. K.: No tienen contraindicaciones porque son alimentos que contienen nutrientes dentro de un rango nutricional fisiológico. No poseen propiedades terapéuticas sino preventivas, y carecen de hierbas peligrosas como puede ocurrir con otros suplementos.

É. A.: ¿Cuál es la opinión de los nutricionistas respecto a estos batidos?

P. K.: Algunos nutricionistas creen erróneamente que los suplementos nutricionales les van a quitar pacientes, cuando en realidad ocurre todo lo contrario, ya que no son pocos los pacientes obesos que cuando no responden a las dietas convencionales, buscan otra consulta. Además, quien mejor para recomendarlos que los nutricionistas. En estos casos en particular, es donde los batidos juegan un rol preponderante como herramienta para el nutricionista, sumando y no restando salud a sus pacientes. Tal vez conviene evaluar la situación con una perspectiva de salud pública, ya que estamos frente a una epidemia mundial de obesidad, y la Argentina muestra una preocupante tendencia en esa dirección.

Algunos nutricionistas sostienen que las personas obesas que consumen estos productos pueden prescindir de su consejo y asesoramiento, y entiendo que esto no debe ser así, ya que la obesidad es una enfermedad que debe ser manejada por el médico trabajando en equipo con la nutricionista. Diferente es la situación en las personas con sobrepeso que representan la gran mayoría. Muchas de ellas han intentado infructuosamente bajar de peso por su cuenta, haciendo sus propias dietas.

Hoy día con los batidos nutricionales cuentan con la posibilidad de acceder fácilmente a un suplemento saludable, no sólo reducido en calorías, sino también nutricionalmente seguro y eficaz. Esta valiosa herramienta puede ayudar a que el sobrepeso o la panza se controlen, o bien evitar que se transformen en una enfermedad, como es el caso de la obesidad.

Fuente: Enfasis Alimentacion Online
Link: http://www.alimentacion.enfasis.com/notas/16568-sustitutos-comidas-una-opcion-bajar-peso

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte

Anuncios

CONVENIO ENTRE EL BARCELONA Y HERBALIFE

junio 14, 2010

Herbalife, nuevo patrocinador nutricional.

El FC Barcelona y Herbalife han llegado a un acuerdo para los próximos tres años con el que esta marca se convierte en patrocinador nutricional oficial del club. Además, Leo Messi será también el principal icono y la imagen de referencia de la marca.

El entendimiento ha sido presentado este miércoles al mediodía por el vicepresidente deportivo Rafael Yuste, el director general Joan Oliver y el presidente de Herbalife Des Walsh en la sala de prensa del Camp Nou. Yuste ha indicado: “Es un líder mundial en productos de nutrición y también destaca por su vertiente solidaria, sobre todo con los niños carentes de nutrición”. Y ha reconocido: “Durante la gira pasada por Estados Unidos establecimos los primeros contactos”.

El contrato con el FC Barcelona prevé la adquisición por parte de Herbalife de derechos globales de asociación, así como de diferentes activos y derechos publicitarios del club para promover su marca internacionalmente. Según Oliver, “esta acción es una más en la línea de internacionalización de los patrocinadores del Barça. Cada vez más el Barça se ha convertido en una marca global, en una referencia en todo el mundo. Esto se está traduciendo en un incremento de las empresas que quieren tener una relación con el club”.

Presencia en la camiseta en las giras

El director general ha informado de que esta compañía también tendrá una fuerte presencia promocional durante los partidos amistosos que efectúe el FC Barcelona durante la pretemporada o con motivo de la gira internacional que el equipo lleva a cabo todos los años antes del inicio de la competición oficial. “Tendrá una presencia en la camiseta del Barça en las giras. Una presencia de menor relieve que la de Unicef, en principio en la manga”, ha afirmado.

El acuerdo también prevé que expertos en nutrición y médicos del Consejo Asesor de Nutrición de Herbalife se reúnan con miembros del primer equipo de fútbol para eventualmente poder colaborar en el diseño de programas específicos de nutrición que sirvan de apoyo a los futbolistas en su régimen de preparación. En este sentido, Rafael Yuste ha recordado la importancia de la nutrición en el plan de trabajo del equipo técnico que encabeza Pep Guardiola.

Leo Messi, imagen referente de Herbalife

Paralelamente y como consecuencia de esta relación con el FC Barcelona, Herbalife ha llegado también a un acuerdo con el jugador Leo Messi para que éste se convierta en uno de sus referentes y en su principal icono para promover la imagen de la marca por todo el mundo. El acuerdo con el jugador también tiene una vigencia de tres años.

La vertiente solidaria

Un aspecto a destacar de este contrato con el FC Barcelona es que un porcentaje de la cuota de patrocinio se destinará a la Fundación del FC Barcelona y a su Red Internacional de Centros Solidarios (XICS), que tienen como objetivo ayudar a los niños de todo el mundo que se encuentran en situaciones de riesgo.

El FC Barcelona y Herbalife comparten el compromiso con las comunidades donde operan y, por eso, un objetivo común que persigue este acuerdo es el de reforzar su implicación con los sectores menos favorecidos de estas comunidades a través de sus respectivas fundaciones. El presidente de Herbalife, desde Walsh, lo ha dejado claro: “Nosotros somos más que una compañía y sabemos que el Barça es más que un club. Por eso nos unimos”.

En la misma línea, el acuerdo con Leo Messi prevé el desarrollo de proyectos sociales dedicados a la infancia, la educación y la salud que se llevarán a cabo por parte de la Fundación Leo Messi y en colaboración con la fundación de la misma marca, el Herbalife Family Foundation.

……………………………………………………………………………….

Información sobre Herbalife International

Herbalife Ltd. es una compañía internacional de nutrición y productos de salud que tiene como objetivo ayudar a llevar una vida saludable. Los productos Herbalife son vendidos en 73 países y tiene una red de 2.1 millones de distribuidores. La compañía apoya a Herbalife Family Foundation y su programa Casa Herbalife, que ayuda a dar una buena nutrición a los niños.

Además del FC Barcelona, Herbalife también patrocina a varios equipos de fútbol líderes en todo el mundo, como los LA Galaxy, de la MLS, el Internazionale FC, el Valencia FC, el Schalke 04 de la Bundesliga, los Pumas de México y el Santos de Brasil, así como la America Youth Soccer Organization (AYSO), que es la asociación más importante dedicada a la promoción del fútbol en Estados Unidos.

Contacto en Argentina: www.herbaldiet.com.ar

Fuente:   Futbol Club Barcelona
Link:        http://www.fcbarcelona.cat/web/castellano/noticies/club/temporada09-10/06/02/n100602111343.html?p=Herbalife%2C+nuevo+patrocinador+nutricional


¿QUE COMEREMOS EN LOS PROXIMOS 50 AÑOS?

febrero 14, 2010

Ciertamente es una pregunta que nadie puede responder a ciencia cierta, sin embargo, se puede repasar lo que en el pasado condicionó el presente para arriesgar alguna visión, sostuvo como introducción de su conferencia sobre este tema, el Dr. Benjamín Caballero, de la Universidad John Hopkins, Baltimore, EEUU en el último Congreso Latinoamericano de Nutrición.

Factores que condicionaron lo que comemos

Lo que el hombre ha ido comiendo a lo largo de la historia, estuvo influenciado por numerosos factores, principalmente económicos, culturales y poblacionales. Efectivamente, hace 400 años la población mundial tuvo un pico de crecimiento, que coincidió con el aumento repentino en la producción agrícola, que se dio en llamar “la segunda revolución agrícola”.

Probablemente, el aumento de la población, hoy como ayer, es uno de los factores que más influirá en lo que comeremos dentro de 50 años. La población crecerá mucho más todavía, especialmente en zonas urbanas. Esto traerá enormes implicaciones nutricionales. China agrega cada año 13 millones de bocas para alimentar. La india, será para el 2020 el país más numeroso del mundo. ¿Cómo vamos a responder a este desafío?.

Por otro lado, al momento de analizar la composición de los alimentos, uno de los factores a tener en cuenta son las características de la población. Por ejemplo, en el primer mundo la gente tiene cada vez menos hijos, por lo que va en aumento la proporción de gente mayor; es decir de gente vulnerable a enfermedades crónicas.

Entre otros factores también se encuentra el poder adquisitivo. Por ejemplo, cuando mejoran las condiciones económicas, la gente consume más carne. Para producir 1 kg de vaca hacen falta 7 kg de cereal, para producir un kilogramo de cerdo hacen falta 4 kg de cereal y para producir 1 kg de ave, 2 kg de cereal. Pero esa cantidad de cereal, en realidad se desvía del cereal disponible para el consumo humano. Si esto se modificara, tan sólo en parte, generaría un gran impacto. El nivel de ingresos mundial, en general va en aumento, con lo que la gente cambia ciertos hábitos alimenticios y prefiere otros.

También la producción de alimentos está muy relacionada con el condicionamiento de lo que comemos y a su vez con el aumento de la población. Paradójicamente, a medida que aumenta la producción de alimentos, disminuyen las tierras cultivables, debido a la urbanización, la industrialización y al deterioro en el rendimiento de las mismas. Pero, por otro lado, existe la esperanza de que las nuevas tecnologías puedan desarrollar productos que mejoren esto. Un claro ejemplo es el “Golden rice o arroz dorado”, un cultivo que se encuentra en etapa experimental, derivado de semillas genéticamente modificadas que aporta 9 veces más hierro y 3 veces más vitamina A que el arroz común.

No nos podemos olvidar de los patrones de consumo, que a su vez están relacionados con las tradiciones, la educación y el marketing. Las fuerzas que hacen que las personas coman una cosa u otra, son muy fuertes. En general las personas ricas tratan de comer como los pobres: menos grasa, menos proteína animal, menos calorías. Y los pobres tratan de comer como los ricos: más grasas y proteínas animales y mayor cantidad de calorías. Hoy en día, es mucho mayor la disponibilidad de proteínas de origen vegetal. Pero las personas tienden a aumentar el porcentaje de proteína de origen animal en su dieta. En Argentina se consumen al año, 87 kg de carne por persona, en México 51 kg y en El Salvador 17 kg.

Algunos hábitos han ido mejorando, por ejemplo en Estados Unidos, el porcentaje total de grasas de la dieta ha ido disminuyendo. Este bajo consumo de grasa se dio principalmente porque disminuyó el consumo de grasas dentro del hogar. Sin embargo, la cantidad de calorías provenientes de comidas hechas fuera de la casa ha ido aumentando. Actualmente, llega al 45 por ciento de las mismas, e incluso más en adolescentes. Las comidas rápidas son un factor muy importante en el impacto sobre la salud de la población. Por ejemplo, en Pekín, en el año 1972 no existía ningún comercio de hamburguesas famoso. Para el año 1997 ya se habían instalado más de 2000.

Otro problema es el aumento en el número de televisores y conexiones a Internet, ya que se ha comprobado la relación entre horas de televisión e Internet y la prevalencia de obesidad, sobre todo en niños y adolescentes. En recientes estudios llevados a cabo en lo Estados Unidos se vio que de promedio un adolescente pasa más de 50 horas semanales frente al televisor o su computador.

Condiciones nutricionales que han variado

Por otro lado, han variado ciertas condiciones nutricionales:

Por ejemplo se ha reducido drásticamente la actividad física y por consiguiente nuestras necesidades energéticas. Uno de los factores determinantes de esta reducción ha sido el transporte automotriz y la alta disponibilidad de transportes y el estilo de vida actual, mucho más sedentario. La óptima relación está llegando al límite de la capacidad del ser humano. Porque al disminuir el requerimiento energía, una persona debería reducir paralelamente lo que ingiere, pero el comer es principalmente para que una persona quede satisfecha y le produzca placer y además permite el ingreso de micronutrientes. Por eso la cantidad de comida puede reducirse hasta cierto punto, pero no más. Por esta razón, se hace cada vez más difícil mantener el peso.

Actualmente existe una amplia oferta de energía, ya que han aumentado los alimentos de alta densidad energética, es decir poco volumen y muchas calorías.

Actualmente existe la necesidad o el deseo de consumir alta cantidad de nutrientes individuales con fines preventivos, como por ejemplo antioxidantes.

Hoy en día la gente tiene acceso a alimentos fortificados, suplementos nutricionales, nutraceúticos, es decir una serie de productos que resultan de la respuesta de la industria a las inquietudes y demandas actuales del consumidor.

Nutrición y genética

Se ha venido observando, que cada persona responde de manera diferente a la ingesta de nutrientes, es decir que los individuos responden en forma muy diversa ante el estímulo de diferentes genes. A medida que la genética se conecte con la nutrición, se definirán los requerimientos nutricionales según el perfil genético de cada uno. ¿Cuáles serán las posibles consecuencias de esto? Aún no lo sabemos, a lo mejor la composición de alimentos la definirá la industria y no la naturaleza y el consumidor probablemente perderá todo poder de decisión.

La visión pesimista y la visión optimista

A partir de este análisis podemos arriesgar dos visiones con respecto a lo que comeremos dentro de 50 años, sostuvo el Dr. Caballero para finalizar:

La visión pesimista, que predice que comeremos más calorías, comeremos más proteínas animales y comeremos más rápido… Además comeremos menos alimentos vegetales y realizaremos menos actividad física.

Esta visión coincide con lo que pasa hoy en día, si no lo modificamos, seguiremos así.

Por otro lado la visión optimista predice que comeremos más alimentos definidos industrialmente (que si se hace en forma positiva será bueno), comeremos más proteínas de origen vegetal como los cereales y -de todos modos- seguiremos comiendo más rápido. Pero, comeremos menos alimentos “chatarra” y llevaremos una vida menos sedentaria.

Fuente: Bibliomed
Por: Lic. Carolina Chevallier
Especialista en nutrición

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte


DIETAS NO FUNCIONAN, CAMBIOS DE HÁBITOS SÍ

enero 11, 2010

Cada 1 de enero, el propósito más común de Año Nuevo es perder peso. Mucha gente se va a lo fácil, ponerse a dieta, que generalmente abandonan en cuestión de semanas.

Algunos profesionales del ejercicio y la salud concuerdan en que perder peso es saludable, especialmente para los hispanos, que como grupo tienen una tasa de sobrepeso superior al 28%, según datos de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades.

El sobrepeso trae consigo problemas de circulación que ponen a las personas en mayor riesgo de ataques cardiacos.

“El reducir de peso puede ser de gran beneficio para la salud”, dijo Barry Franklin, portavoz del consejo de nutrición de la Asociación Americana del Corazón (AHA).

Esta organización recomienda reducir el peso no con dietas, sino con un cambio total de hábitos alimenticios y un régimen de ejercicio diario.

“Desafortunadamente no existe una píldora mágica y aunque es difícil (bajar de peso), se puede lograr al tomar buenas decisiones y mantener un balance: que entren y salgan calorías“, dijo Israel Allen, gerente de 24 Hour Fitness, un gimnasio de Southlake.

Los gimnasios generalmente ven un aumento de clientela a principios de enero, con gente que quiere cumplir su propósito de principio de año.

“El mes de enero tiene cierta magia, ya sea que es la oportunidad de comenzar de nuevo, o tal vez un sentimiento de culpa por comer de más” durante las fiestas de fin de año, dijo Allen.

Al llegar al gimnasio, usted debe seguir un plan de ejercicio, no esperar perder 20 kilos los primeros 20 días, por decir algo.

El mismo principio aplica al cambio de hábitos alimenticios, afirma Cecilia Cruz, distribuidora de los suplementos nutricionales Herbalife.

“A principios de año y durante el verano es cuando tenemos más gente en los centros” de nutrición de Herbalife, dijo Cruz.

En estos centros, los asesores de bienestar no solo venden batidos de proteína y suplementos que el cliente puede consumir en su hogar, sino que también dan charlas sobre los buenos hábitos alimenticios y la disciplina diaria que debemos observar en nuestras comidas.

Fuente: Diario Al Día (Dallas)
Autora: Liliana Vargas

Marca y Comparte


¿FAST FOOD PARA BAJAR DE PESO?

enero 7, 2010

Tres investigaciones acaban de revalorizar los reemplazos de comida (RC) como armas de salud pública, un campo en el que nunca figuraron.

Buenos Aires (Argentina).- Reforzados con suplementos proteicos permiten alcanzar esa tríada de la dieta: bajar de peso, quemando sólo tejido adiposo, sin pérdidas debilitantes de masa muscular. Además, parecen más efectivos que las dietas restrictivas habituales para combatir el síndrome metabólico (un “combo” de obesidad abdominal, más hipertensión arterial, más colesterol, más alta glucemia).

En que consisten

Los RC existen desde hace casi dos décadas: son espesos batidos hipocalóricos basados en proteína de soja, libres de grasas animales, acompañados de mucha fibra de cadena larga, fortificados con vitaminas y minerales. Por ser de altísima ósmosis y tenor proteico, atrapan agua, se “estacionan” largamente en el estómago y así producen saciedad prolongada.

Reemplazan completamente una o dos de las cuatro comidas diarias y están aprobadas por las autoridades sanitarias de los Estados Unidos, 27 países de la Unión Europea y Japón.

En la Argentina, son siete las marcas de venta libre autorizadas por la Agencia Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Los nutricionistas siempre las han mirado de reojo porque, aunque los RC son comida, se los percibe como una forma de automedicación y, además, porque en la profesión hoy adscriben masivamente a las dietas de baja artificialidad, como la llamada “neolítica” (frutas, verduras, carne).

“Lo de testear los RC en ensayos clínicos -dice la licenciada María Mazzei– es muy reciente, lo cual da una medida de la desconfianza inicial que suscitaron en nuestro gremio y también una medida de nuestro conservatismo.”

Ex vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota), Mazzei destaca que los RC ya mostraron muchas fortalezas bien medidas, como la capacidad de producir descensos en el peso corporal sostenibles a cinco años, casi sin “rebotes”.

“Los RC tienen menos de la mitad del valor calórico de un churrasco con ensalada, cero colesterol, pocas grasas [y todas vegetales y sanas], un precio muy bajo y el valor agregado de funcionar bien en la vida moderna -enumeró Mazzei-. Al mediodía, en la oficina, uno saca el sobrecito, pierde diez minutos en hacerse y tomarse el batido, y todavía tiene 50 minutos restantes de la hora del almuerzo para caminar. Y también la garantía de no volver a sentir hambre hasta media tarde. Por el contrario ¿quién es dueño hoy de dos o tres horas diarias para comprar, procesar y cocinar verduras frescas y cereales?”

Así las cosas, en la vereda opuesta de las dietas naturistas, de la macrobiótica o de la ayurveda y del slow food, pero con la misma intención, los RC son fast food saludable: casi una contradicción en el término.

Alimentos del futuro

El actual presidente de Saota, el doctor Julio Montero, admite que los RC suplementados en proteínas son una opción interesante: empieza a verse un cambio de guardia. Pero entre la reticencia del grueso de la profesión, un público que ignora la existencia misma de los RC y el hecho de que lo cultural suele prevalecer por sobre la lógica en asuntos de comida, todo indica que es irreal prever un futuro con gente comiendo de pomos y de potes, como el estilo astronauta. Eso era lo que prometían los futurólogos en los años 60…

Pero tal vez haya que reconsiderar aquella futurología, porque hoy es imposible pagar los costos emergentes de la pandemia de obesidad que castiga al mundo.

Siempre hemos sido una especie con mayoría de flacos y desarrollamos un metabolismo experto en acumular grasa para capear las hambrunas.

Pero desde fines del siglo XIX, ese virtuosismo lipídico nos juega en contra, por el acceso a la comida más energética para masas cada vez mayores y más sedentarias.

El resultado es un boom de complicaciones de la obesidad: síndrome metabólico, enfermedad coronaria, diabetes, diversos tipos de cáncer. Y un combate contra todo esto que viene siendo, en términos epidemiológicos, una historia de fracasos.

En la vida moderna, sólo cierto heroísmo personal le permite a un argentino seguir la dieta de un campesino chino: verduras y granos con abundantes carbohidratos complejos, pocas grasas, algo de pescado y aves, carnes rojas muy de vez en cuando.

La receta es infalible lejos de esos supermercados repletos de comida deliberadamente atiborrada de grasas animales y azúcares adictivos. Las dietas de baja artificialidad, tanto menos atractivas, son metabólicamente sensatas, quién lo duda. El problema es sociológico: no tenemos una vida sensata.

Hipócrates, 400 años antes de nuestra era, dijo: “Deja que la comida sea tu medicina y la medicina tu comida…”.

Este es un raro momento de la historia de la especie: debido a su estrepitosa sobreoferta y pésima calidad, la comida se ha vuelto un riesgo. A la hora de decidir políticas alimentarias alternativas en una sociedad tan fabril y febril, quizás haya que resucitar aquella vetusta futurología de los 60.

Los precursores de esa ola son los RC combinados con mucha proteína, el doble de la de una dieta hipocalórica común. Y funcionan.

Quemar kilos sin perder músculo // Tres estudios

1- Uno de los estudios clínicos más recientes sobre los reemplazos de comida (RC) fue dirigido por investigadores de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) y publicado en la revista “Nutrition Journal” . Tomó únicamente personas obesas y sin síndrome metabólico, 100 en total, que recibieron una dieta con dos RC diarios y un déficit programado de 500 kilocalorías diarias. Pero la mitad del grupo recibió, sin saberlo, un 30% de proteína, el doble de una dieta estándar.

En tres meses, ambos grupos perdieron alrededor de 4 kilogramos de peso total, pero el grupo “alta proteína” se sacó de encima el triple de tejido graso y conservó la misma masa muscular magra que el primer día.

Y esto es lo ideal, porque perder músculo es clínicamente desastroso. Aun en reposo, el músculo estriado quema muchas más calorías que casi cualquier otro tejido. El panorama que propone es que en medio de una dieta un individuo no sólo conserve, sino que aumente su masa muscular mediante ejercicio anaeróbico (actividad breve e intensa y músculos forzados a trabajar con poco oxígeno).

El estudio californiano es relevante no sólo por sus conclusiones sino porque tuvo lugar no en un ambiente de internación ni en un spa, sino en un entorno hospitalario de atención ambulatoria: gente común que vive su vida real.

2- Fue realizado por investigadores de la Universidad de Ulm, Alemania. Duró un año y se hizo con 110 obesos que, a diferencia de los de California, sí padecían síndrome metabólico. Al cumplirse el año de estudio, el 64,5% del grupo RC más alta proteína ya se había sacado de encima el síndrome metabólico, en comparación con un 41% de aquellos que habían consumido RC sin suplementos proteicos.

3- Con 75 pacientes, recientemente publicado en el International “Journal of Clinical Practice” por investigadores de la Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur, convalida los métodos y resultados obtenidos por los investigadores norteamericanos de la UCLA.

Fuente: Diario La Nación
Redactor: Daniel E. Arias

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte


¿SOMOS LO QUE COMEMOS?

diciembre 22, 2009

Parece ser que la respuesta es SI, según el bestseller “Eres lo que comes: la dieta que cambiará tu vida” Gillian McKeith, su autora, nutricionista reconocida internacionalmente y directora de la prestigiosa clínica McKeith de Londres. Considerada la “mejor experta en nutrición del Reino Unido” y la “gurú británica de la alimentación” (Sunday Times).

En este libro Gillian aporta 10 sencillos pasos para conseguir un estilo de vida más saludable y, como consecuencia, una mejor figura:

Conozca el programa nutricional ideal (click aquí)

………………………………………………………………………………………………………………..

1. El desayuno ¡siempre!

La importancia del desayuno no puede ser infravalorada. Saltarse el desayuno nos hace sentir cansados e irritables a media mañana; puede que tu seas de los que se toman un café en vez de un desayuno completo, esto tampoco es muy buena idea.

Un completo desayuno nos prepara para el día a día, aportándonos suficientes niveles de energía durante la mañana, y nos saciará suficientemente para evitar el capricho de “atacar” a unas magdalenas o unas galletas; alimentos que en un principio parecen muy aptos para un buen desayuno, nos dejarán, al cabo de unas horas, con ganas de comer más a lo largo de la mañana.

Los cereales azucarados tampoco son una buena solución. Nos producirán un aumento de azúcar en la sangre que desaparecerá brevemente. Para que esto no nos suceda, y nuestro cuerpo no nos pida reestablecer estos niveles de azúcar, debemos optar por los cereales integrales sin azúcar; nos proveerán de energía y de niveles constantes de glucosa durante toda la mañana. Si echas de menos el dulce, añade unas frutas o frutos secos al desayuno. Usa leche desnatada o semidesnatada (ambas buenas fuentes de proteínas y calcio) en vez de leche entera, y así bajarás el contenido graso de tu desayuno, y, por lo tanto, de tu dieta.

2. Mantente hidratada

El 65 % de nuestro cuerpo es agua, por lo tanto es vital que nos mantengamos hidratados. Una persona puede sobrevivir durante 6 semanas sin comida, pero sólo unos días sin agua. Incluso, el estar “medio-hidratados” puede hacernos sentir cansancio, debilidad y falta de energía.

Necesitamos aproximadamente 1.5 a 2 litros de agua al día, esto es unos 8-10 vasos de agua diarios. Si compras una botella de agua mineral diariamente, tendrás control de la cantidad de agua que estás bebiendo.

Aunque el agua es el mejor líquido que podemos ingerir para mantenernos hidratados, podemos optar por infusiones de hierbas y frutas, y por agua a la que podemos añadir un poco de zumo natural para darle sabor.

El té y el café son diuréticos y estimulantes, por lo tanto, intenta minimizar o eliminar su consumo.

3. Elimina la cafeína

Muchos de nosotros adoramos el café. Nos da un empujón por la mañana y nos ayudan a seguir trabajando mientras nos sentimos somnolientos.

El café y los alimentos o bebidas que contienen esta sustancia, son estimulantes, y esto no es siempre positivo. Nos podemos acostumbrar a la sensación que nos aporta la cafeína y sentirnos perezosos y somnolientos si no la tomamos, así que continuaremos tomando café para seguir “en alerta”. Algunas personas son muy sensibles a la cafeína y simplemente un par de tazas de café puede producirlas cierta agitación cardiaca, nerviosismo y ansiedad.

Opta por los productos bajos en cafeína o sin cafeína, alternativas al café y al té. Son productos hechos a base de achicoria o cafés o tés a los que se les han eliminado parte de las sustancias excitantes. La mejor opción es la achicoria. Si lo que te gusta es el té, hay una amplia variedad de tés como el Rooibos, Té Blanco, Pu-erh, Té Mu, etc.

4. Fresco y saludable

Cuanto más frescos son los alimentos que comemos, más nutrientes contienen. Desde el momento que el fruto es arrancado del árbol, su cantidad de vitaminas comienza a disminuir. Por lo tanto, es conveniente comprar y consumir habitualmente alimentos frescos, preferiblemente alimentos de temporada y en pequeños mercados o a agricultores de nuestra zona de confianza.

Si además estos alimentos son biológicos, eliminaremos de nuestra dieta los pesticidas y químicos que se suelen añadir a los alimentos en las frutas; antibióticos y promotores del crecimiento en la carne, leche y huevos.

No hay duda de que los alimentos frescos en su estado natural, recién recolectados, son la mejor alternativa. Pero ¿lo que parece fresco es verdaderamente fresco? El producto que vemos en el supermercado, a pesar de su impresionante aspecto, puede que haya sido recolectado hace mucho tiempo y que su nivel de vitaminas sea bajo.

5. Cinco veces al día

La Organización Mundial de la Salud nos indica el consumo de, como mínimo, 5 unidades de fruta y verduras al día. Frutas y verduras son ricas en vitaminas y minerales, fibra, hidratos de carbono y fitoquímicos. Su consumo está asociado con mucho beneficios para la salud, incluyendo la prevención de ciertos tipos de cáncer, problemas cardíacos e hipertensión. La patata, a pesar de ser una buena fuente de hidratos de carbono, no ha de incluirse en esta regla de las 5 veces al día. Si pueden entenderse como “unidad” un vasito de zumo de frutas natural o una cucharada de frutos secos.

6. Prueba otras técnicas culinarias

Y guarda la sartén y la freidora en el rincón de las cosas que nunca usas. Los alimentos fritos absorben demasiado aceite, aumentando la cantidad de grasas de tu dieta de una forma astronómica. Desde ahora, evita los fritos, y si, algún día deseas permitirte el capricho, la mejor opción es el aceite de oliva de buena calidad.

La plancha, el grill, la olla a presión, el horno, los guisos, estofados son deliciosas opciones para las que no necesitamos aceite, o una mínima cantidad para darle un toque de sabor.

7. Buenas grasas Si, malas No

Todas las grasas son altas en calorías, por lo tanto, producirán una ganancia de peso si se consumen en exceso. Pero las grasas monoinsaturadas y las poliinsaturadas tienen beneficios para la salud. Nuestro cuerpo no debe padecer déficits de las mismas. El problema radica en que nuestras dietas generalmente nos aportan altos niveles de “malas” grasas saturadas, en vez de las grasas anteriormente mencionadas.

Fuentes de ácidos grasos monoinsaturados: aceite de oliva, aguacate. El aceite de oliva es la mejor opción para las frituras, dado que es el que menos se daña por acción del calor.

Fuentes de ácidos grasos poliinsaturados: aceite de girasol y de maíz de buena calidad. Omega-3 y Omega-6 son poliinsaturados y los encontramos en los aceites de pescado, frutos secos oleaginosos y semillas.

8. Cocina para ti, regálate salud

Evita los alimentos procesados o “para llevar” los alimentos procesados generalmente están repletos de sal, azúcares y grasas saturadas y trans. Suelen ser alimentos con calorías vacías que no nos aportan nutrientes, y llenos de aditivos.

9. Elimina azúcares y sal

Es un hecho el que muchos de nosotros comemos sal y azúcares en demasía. Los alimentos azucarados contribuyen a la obesidad, un mal de nuestra época.

Aunque nuestro cuerpo necesita azúcar como fuente de energía, también puede conseguir esta energía de los azúcares de las frutas, cereales, legumbres, etc. Por lo tanto, hemos de sustituir nuestros tentempiés azucarados por una pieza de fruta o un puñadito de frutos secos, o bien, optar por snacks bajos en azúcar y grasa.

La sal puede contribuir a un aumento de la presión arterial, aumentando el riesgo de problemas cardíacos. Prueba los alimentos antes de añadirles sal ¡te sorprenderás de que muchas veces no necesitan más!

10. Legumbres, legumbres y más legumbres

Fuente excepcional de fibra soluble que ayuda a bajar los niveles de colesterol. Por su cantidad de proteínas, si las mezclamos con cereales se convertirán en una alternativa a la carne y los productos de origen animal ricos en grasas, principalmente saturadas.

Los cereales preferiblemente han de ser integrales, y si llevan semillas, su sabor será exquisito. Si añadimos a nuestra dieta este tipo de cereales, la estaremos aportando nutrientes que hubieran perdido durante el proceso de refinado hasta convertirlos en “no- integrales”.

M. Lagunilla.

Fuente: eDiets.com

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte


MANTEN TU PIEL NATURAL

noviembre 13, 2009

Por años y años rara vez pensamos en las arrugas hasta que se reflejan en el espejo y es tarde para prevenirlas. La obsesión por corregirlas con productos de acción rápida de resultados visibles instantáneos, nos revela que la prevención no ha sido parte de nuestra cultura. Y sin embargo la prevención es la clave para minimizar los signos del envejecimiento del órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel.

Aunque la forma en que cada uno envejece se debe en gran parte a factores genéticos, el aceleramiento de este proceso también es causado primordialmente, por algunos malos hábitos como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y una mala nutrición. Además nos afectan el estrés, la contaminación ambiental, la exposición excesiva al sol sin ninguna protección y la falta del hidratante más importante, por lo menos dos litros de agua pura diariamente.

Los productos para el cuidado de la piel realmente pueden ayudar, pero debemos elegir lo adecuado para cada quien con mucho cuidado. Principalmente tenemos que considerar el grado del Filtro de Protección Solar que ofrece el producto (en inglés SPF de 15 o más), los ingredientes que contiene y el tipo de piel que tenemos (seca, grasa o mixta). Tu piel natural con ayuda de la naturaleza.

Los expertos en el cuidado de la piel nos informan de los beneficios de los antioxidantes, los radicales libres, los alfahidroxiácidos, el retinol, el colágeno y los filtros ultravioleta entre muchas otras cosas, descubiertas o elaboradas en el laboratorio para la fabricación de cosméticos. No hay razón para posponer la batalla contra las arrugas, las manchas y otros problemas de la piel.

Con un producto correctivo o reparador, vemos rápidamente un notable y dramático mejoramiento de la piel, pero con un producto protector, los resultados no son inmediatos ni necesariamente obvios instantáneamente “pero” si lo usas hoy, dentro de algunos años lucirás más joven, habrás prevenido los signos del envejecimiento“.

La mayoría de las cremas y lociones ayudan a mejorar la piel reseca porque contienen ricos humectantes, pero si tu piel es más bien grasosa, busca una fórmula sin aceites. Y si tu piel es excesivamente seca, lo mejor es optar por la crema en lugar de una loción.

Siguiendo la idea de proteger y prevenir en vez de corregir, nunca se es demasiado joven para comenzar a cuidar nuestra más preciada vestimenta, la que traemos de nacimiento y no podemos cambiar como cambiamos nuestro guardarropa.

Mirarse en el espejo es casi un reflejo condicionado por la satisfacción de encontrarse con la belleza. Pero solo hasta que el espejo nos devuelve nuestro retrato, reflejando todos los descuidos por la falta del compromiso para conservarnos, nos volvemos precavidos con el sol o evitamos las exageradas carcajadas y las cambiamos por discretas sonrisas.

Procuramos no hacer gestos y expresiones que dejen su huella en nuestra cara, y nos volcamos a comprar cualquier cosa que prometa borrar el tiempo y nuestro descuido. Nos untamos lo que sea, e incluso arriesgamos nuestra vida y nos endeudamos con la cuenta de una cirugía plástica.

La naturaleza es la fuente de la belleza” dice el botánico francés Yves Rocher, quien desde que creó su primer laboratorio de elaboración de cosméticos, hace cuarenta años, nunca ha perdido de vista que el cuidado de la belleza es más efectivo cuando se trabaja naturalmente en armonía con la piel.

Si Ponce de León realmente hubiera descubierto la “fuente de la eterna juventud” no tendríamos que preocuparnos. Mucho menos de saber que las mujeres envejecemos más rápidamente que los hombres, o cuando menos se nos nota más la edad que a ellos, debido a los diferentes cambios hormonales que experimentamos desde que somos adolescentes, pasando por el embarazo hasta llegar a la menopausia.

Una vez que la menopausia arriba, muchas mujeres padecen de cambios como la disminución en la producción de aceites naturales de la piel, pérdida de la elasticidad, y una reducción significativa en el proceso de rejuvenecimiento por falta de regeneración de las células de la epidermis. Dependiendo de la edad, los factores de la herencia y el estilo de vida, el proceso de envejecimiento será más rápido o más lento.

Envejeceremos de cualquier manera, pero viviendo y manteniendo un estilo de vida saludable a través de los años, incrementamos nuestras oportunidades de un equilibrio más completo, especialmente cuando se trata de nuestro órgano más visible, nuestra piel.

Si sabemos elegir el producto apropiado en cada caso, cualquiera de nosotros puede tener una buena complexión y una apariencia hermosa a cualquier edad. La clave es proteger y prevenir para no tener que lamentar, pero sobre todo es indispensable ser disciplinado y constante.

Fuente:  La Opinión

…………………………………………………………………………………………………

Te invitamos a conocer la línea de productos naturales para el cuidado de la piel de la marca Herbalife:

Para el cuidado diario
Soluciones específicas
Revitalizadores de la piel
Línea Premium Anti-Age

Marca y Comparte