10 SUGERENCIAS PARA NO SUBIR DE PESO

enero 24, 2010

A veces, es verdad que tratar de perder peso se hace un poco difícil, sin embargo mantener su peso no tiene por qué serlo.

Es posible disfrutar incluso de delicias gourmet siempre y cuando las incluyamos dentro de un plan de alimentación saludable.

El secreto está en la moderación y el equilibrio.

Estas son algunas sugerencias para mantenerse en línea del Dr. Luigi Gratton, vicepresidente de asuntos médicos de Herbalife, una empresa mundial de nutrición y ventas directas:

1. La gimnasia compensa las calorías extras
— Regálese 30 minutos de ejercicio al día. Además de quemar calorías, el ejercicio también ayuda a liberar tensión, por lo que es menos probable que coma para controlar la tensión.

2. H20, H20, H20 — Un poco de agua da muchos resultados – tragos pequeños durante todo el día son una buena manera de mantenerse bien hidratado. Actúa como un amortiguador y lubricante para las articulaciones, ayuda a transportar nutrientes, elimina los desechos y sirve para regular la temperatura corporal. Aún mejor, el agua no contiene grasas, ni calorías ni colesterol.

3. Sea selectivo con los alimentos — No desperdicie las preciadas calorías en papitas o galletas comunes. Sea selectivo y elija solamente alimentos que realmente le gusten pero saludables a la vez, preferiblemente los que relaciona con la temporada.

4. Combine sabores — Quizás la variedad sea el sabor de la vida, pero también es una receta para comer en exceso. Combine los sabores similares. Por ejemplo, sirva únicamente alimentos salados (o de carne) en su plato. Se cansará del sabor específico más rápidamente y se sentirá satisfecho con menos calorías.

5. Disminuya sus porciones — Trate de mantener sus porciones en cantidades pequeñas y acérquese a la mesa de buffet una sola vez. Elija el plato más pequeño posible. Sirva primero hojas verdes y otros sabrosos vegetales y deje tan sólo un espacio pequeño para las delicias altas en calorías como dulces y quesos. Coma porciones pequeñas y bajas en calorías durante el día para que pueda disfrutar una delicia especial más tarde — pero asegúrese de no matarse de hambre antes de llegar a la cena y comer en exceso más tarde.

6. Aléjese de la mesa — Si no pone sus alimentos en el plato, no tendrá idea alguna de lo que está comiendo realmente. Lo peor que puede hacer en una fiesta es pararse cerca de la mesa y comer constantemente lo que ésta ofrece.

7. Beba más ligero — El alcohol es un arma de doble filo. Tiende a debilitar su resistencia en cuanto a comer y las calorías en las bebidas se suman rápidamente. Tome un vaso de agua entre bebidas alcohólicas.

8. “Ya lo pagué, así que me lo comeré” — No se sienta obligado a limpiar su plato sólo porque lo pagó. Ponga una porción de su comida directamente en un contenedor para llevar. Los tamaños de las porciones en los restaurantes pueden ser hasta dos y tres veces mayores de la cantidad que usted necesita. En vez de los acompañantes comunes de almidón y vegetales, olvide el almidón y duplique los vegetales. Deje de comer tan pronto se sienta satisfecho.

9. Aproveche el Zen -– Algunas actividades son estresantes. Mantenga su ansiedad en un nivel que pueda controlar. Organice su tiempo y haga una lista prioridades dando más tiempo a las tareas más importantes. Sea realista sobre lo que puede hacer y no se preocupe por lo que esté fuera de su alcance. Y no olvide programar algo de tiempo para descansar.

10. Deslícese, no se resbale — Si come tres porciones de puré de papa y medio pastel de calabaza, no todo está perdido. En vez de terminar el resto, aprenda de su desliz. La próxima vez, coma una ensalada primero, inicie una conversación y tome su lugar lejos de la zona de peligro. Y recuerde… la próxima vez comienza hoy mismo.

Fuente: Herbalife Intl.
Redactor: Dr. Luigi Gratton

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte

Anuncios

MANTEN TU PIEL NATURAL

noviembre 13, 2009

Por años y años rara vez pensamos en las arrugas hasta que se reflejan en el espejo y es tarde para prevenirlas. La obsesión por corregirlas con productos de acción rápida de resultados visibles instantáneos, nos revela que la prevención no ha sido parte de nuestra cultura. Y sin embargo la prevención es la clave para minimizar los signos del envejecimiento del órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel.

Aunque la forma en que cada uno envejece se debe en gran parte a factores genéticos, el aceleramiento de este proceso también es causado primordialmente, por algunos malos hábitos como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y una mala nutrición. Además nos afectan el estrés, la contaminación ambiental, la exposición excesiva al sol sin ninguna protección y la falta del hidratante más importante, por lo menos dos litros de agua pura diariamente.

Los productos para el cuidado de la piel realmente pueden ayudar, pero debemos elegir lo adecuado para cada quien con mucho cuidado. Principalmente tenemos que considerar el grado del Filtro de Protección Solar que ofrece el producto (en inglés SPF de 15 o más), los ingredientes que contiene y el tipo de piel que tenemos (seca, grasa o mixta). Tu piel natural con ayuda de la naturaleza.

Los expertos en el cuidado de la piel nos informan de los beneficios de los antioxidantes, los radicales libres, los alfahidroxiácidos, el retinol, el colágeno y los filtros ultravioleta entre muchas otras cosas, descubiertas o elaboradas en el laboratorio para la fabricación de cosméticos. No hay razón para posponer la batalla contra las arrugas, las manchas y otros problemas de la piel.

Con un producto correctivo o reparador, vemos rápidamente un notable y dramático mejoramiento de la piel, pero con un producto protector, los resultados no son inmediatos ni necesariamente obvios instantáneamente “pero” si lo usas hoy, dentro de algunos años lucirás más joven, habrás prevenido los signos del envejecimiento“.

La mayoría de las cremas y lociones ayudan a mejorar la piel reseca porque contienen ricos humectantes, pero si tu piel es más bien grasosa, busca una fórmula sin aceites. Y si tu piel es excesivamente seca, lo mejor es optar por la crema en lugar de una loción.

Siguiendo la idea de proteger y prevenir en vez de corregir, nunca se es demasiado joven para comenzar a cuidar nuestra más preciada vestimenta, la que traemos de nacimiento y no podemos cambiar como cambiamos nuestro guardarropa.

Mirarse en el espejo es casi un reflejo condicionado por la satisfacción de encontrarse con la belleza. Pero solo hasta que el espejo nos devuelve nuestro retrato, reflejando todos los descuidos por la falta del compromiso para conservarnos, nos volvemos precavidos con el sol o evitamos las exageradas carcajadas y las cambiamos por discretas sonrisas.

Procuramos no hacer gestos y expresiones que dejen su huella en nuestra cara, y nos volcamos a comprar cualquier cosa que prometa borrar el tiempo y nuestro descuido. Nos untamos lo que sea, e incluso arriesgamos nuestra vida y nos endeudamos con la cuenta de una cirugía plástica.

La naturaleza es la fuente de la belleza” dice el botánico francés Yves Rocher, quien desde que creó su primer laboratorio de elaboración de cosméticos, hace cuarenta años, nunca ha perdido de vista que el cuidado de la belleza es más efectivo cuando se trabaja naturalmente en armonía con la piel.

Si Ponce de León realmente hubiera descubierto la “fuente de la eterna juventud” no tendríamos que preocuparnos. Mucho menos de saber que las mujeres envejecemos más rápidamente que los hombres, o cuando menos se nos nota más la edad que a ellos, debido a los diferentes cambios hormonales que experimentamos desde que somos adolescentes, pasando por el embarazo hasta llegar a la menopausia.

Una vez que la menopausia arriba, muchas mujeres padecen de cambios como la disminución en la producción de aceites naturales de la piel, pérdida de la elasticidad, y una reducción significativa en el proceso de rejuvenecimiento por falta de regeneración de las células de la epidermis. Dependiendo de la edad, los factores de la herencia y el estilo de vida, el proceso de envejecimiento será más rápido o más lento.

Envejeceremos de cualquier manera, pero viviendo y manteniendo un estilo de vida saludable a través de los años, incrementamos nuestras oportunidades de un equilibrio más completo, especialmente cuando se trata de nuestro órgano más visible, nuestra piel.

Si sabemos elegir el producto apropiado en cada caso, cualquiera de nosotros puede tener una buena complexión y una apariencia hermosa a cualquier edad. La clave es proteger y prevenir para no tener que lamentar, pero sobre todo es indispensable ser disciplinado y constante.

Fuente:  La Opinión

…………………………………………………………………………………………………

Te invitamos a conocer la línea de productos naturales para el cuidado de la piel de la marca Herbalife:

Para el cuidado diario
Soluciones específicas
Revitalizadores de la piel
Línea Premium Anti-Age

Marca y Comparte


UNA FORMA PLACENTERA DE CUIDAR EL CORAZON

enero 21, 2009

Consejos para proteger el corazón: higiene dental, adoptar la dieta mediterránea y hacer ejercicio.

NUEVA YORK – Muchas medidas para proteger al corazón pueden resultar familiares -no fumar, controlar el colesterol y la presión arterial, hacer ejercicio en forma regular o mantenerse en un peso saludable-, pero existen otras que podrían sorprenderlo.

No es que los viejos consejos sean malos, sino que estaban basados en la mejor evidencia disponible, y todavía pueden ser de mucha ayuda. Pero a medida que se develan las razones bioquímicas de la mayoría de los ataques cardíacos, los consejos para evitarlos también están cambiando.

Y, es bueno saberlo, los nuevos consejos sobre dieta y ejercicio son menos rígidos. La comida es sabrosa, fácil de preparar y relativamente barata, y no hay que transpirar una hora al día para obtener beneficios del ejercicio.

Los factores de riesgo para la enfermedad cardíaca siguen intactos: colesterol elevado, hipertensión, fumar, diabetes, obesidad abdominal y sedentarismo. Pero detrás de ellos hay factores relativamente nuevos que quizá sean incluso más importantes como causas de ataques cardíacos, como por ejemplo la proteína C reactiva.

Este marcador de inflamación, junto con los factores de coagulación, cada día tiene más reconocimiento como causa del taponamiento de las arterias que llevan sangre al corazón. Una persona con colesterol normal, pero con proteína C reactiva elevada, presenta riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Dieta mediterránea

Los nuevos consejos dietarios están basados en una viejo hallazgo que precede al mantra de comer alimentos con bajo contenido de grasa. En el Estudio de Siete Países, publicado en 1970, sus autores hallaron que la enfermedad coronaria era más rara en Asia y en el Mediterráneo, donde los vegetales, los granos, las frutas y el pescado constituían la base de la dieta.

En contraposición, los países con las dietas con más carne roja y otros alimentos ricos en grasas saturadas presentaban tasas epidémicas de enfermedad coronaria. El hallazgo dio lugar a la ya conocida recomendación de reducir la ingesta de grasas, en especial las saturadas, y de reemplazarla por grasas no saturadas.

Lo que en ese momento no se tomó en cuenta es que la dieta mediterránea no tiene un bajo contenido de grasas, sino que sus principales fuentes de grasa -aceite de oliva, peces de aguas profundas, nueces, granos y ciertos vegetales- ayudan a prevenir la enfermedad coronaria al mejorar el colesterol y reducir la inflamación.

Recientes estudios han confirmado sus beneficios cardiovasculares, y han mostrado que esa dieta mejora seis marcadores distintos de inflamación y de coagulación, incluyendo la proteína C reactiva.

“La dieta mediterránea es fácil de adoptar: la comida es deliciosa y sus ingredientes se hallan en cualquier verdulería -dijo el doctor Michael Ozner, director del Instituto de Prevención Cardiovascular de Florida-. Uno debe preparar la mayor parte de las comidas, pero a medida que uno reduce la presencia de alimentos procesados, uno también reduce la inflamación.”

Entre los alimentos que reducen los marcadores de inflamación arterial están los pescados de aguas frías, como el salmón, el atún o la caballa, las semillas de lino, las nueces y el aceite de canola. Ozner recomienda cocinar con aceite de canola y dejar el aceite de oliva -más caro- para las ensaladas. Otros integrantes de la dieta mediterránea -los vegetales, las frutas y el vino tinto– poseen propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el colesterol malo.

Numerosos estudios recientes vinculan la enfermedad periodontal con un riesgo mayor de enfermedad coronaria, debido a que las enfermedades de las encías dan lugar a una inflamación crónica. Por eso, una buena higiene dental puede proteger el corazón tanto como los dientes.

Reducir el estrés crónico también es otro factor importante. El estudio Interheart, que observó el efecto del estrés sobre 27.000 personas, halló que éste duplicaba el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Practicar técnicas de relajación una o dos veces al día -como respirar profunda y rítmicamente con los ojos cerrados- pueden ser de gran utilidad. Ozner también recomienda la meditación, el yoga, rezar, la autohipnosis, reír, dormir la siesta, sacar a pasear al perro, tener un hobby y hacer ejercicio.

Hay estudios que muestran que bastan 15 minutos de ejercicio, cinco días a la semana, para reducir un 46% el riesgo cardíaco.

Autora: Jane E. Brody

Fuente: The New York Times

Marca y Comparte


BEBER ALCOHOL ENCOGE EL CEREBRO

enero 2, 2008

Aunque es posible que ayude a su corazón, beber incluso de manera moderada podría encogerle el cerebro. Los investigadores encontraron también diferencias de esta relación entre hombres y mujeres.

“Una pequeña cantidad de alcohol es beneficiosa para el corazón”, anotó la investigadora líder, Carol Ann Paul, “pero hay una correlación negativa continua entre el consumo de alcohol y el volumen total del cerebro. Parece que no hay un efecto benéfico de ni siquiera cantidades pequeñas de alcohol sobre el volumen del cerebro”.

Paul tenía programado presentar sus hallazgos esta semana en la reunión anual de la American Academy of Neurology, en Boston.

En el estudio, Paul y sus colegas evaluaron las escanografías cerebrales por IRM de 1,839 personas entre los 24 y los 88 años de edad. Las personas se clasificaron en abstemias, ex bebedoras, bebedoras de bajo volumen (las que bebían entre una y siete bebidas por semana), bebedoras moderadas (entre ocho y 14 bebidas por semanas), o bebedoras de alto volumen (más de 14 bebidas por semana).

Los investigadores encontraron que mientras más alcohol bebían las personas de forma regular, menor era su volumen cerebral. Las personas que bebían más de 14 bebidas por semana tenían una reducción promedio de 1.6 por ciento del volumen cerebral, en comparación con las personas que nunca bebían.

El equipo de Paul encontró que el volumen cerebral disminuía 0.25 por ciento por cada aumento en categoría de consumo de alcohol.

La reducción del cerebro fue ligeramente mayor entre las mujeres que bebían que entre los hombres y tuvo el mayor impacto sobre las mujeres que tenían entre 70 y 80 y que seguían bebiendo mucho, encontraron los investigadores.

Paul señaló que esto no es sorprendente porque los cuerpos de las mujeres tienden a reaccionar al alcohol de manera distinta. “Las mujeres son más sensibles al alcohol [que los hombres] y lo absorben más rápidamente”, aseguró.

Paul subrayó que el volumen cerebral disminuye naturalmente durante el transcurso de la vida. “Hay un declive normal en el volumen cerebral. Algunas personas parecen no resultar afectadas, pero otras sí”, explicó. “El alcohol parece acelerar ese declive normal”.

Un experto considera que el estudio muestra un efecto claro y negativo del alcohol sobre el cerebro.

“Este estudio corrobora un creciente relato sobre los efectos dañinos del alcohol sobre la estructura y función cerebral”, señaló el Dr. James Garbutt, profesor de psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Según Garbutt, algunos estudios también han mostrado que el alcohol tiene efectos negativos sobre el funcionamiento cerebral y la cognición. “Sin embargo, no ha habido estudios que muestren cómo se relacionan el volumen cerebral y la cognición y si el alcohol tiene algún efecto“, apuntó.

Más información
El U.S. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism ofrece más información sobre cómo afecta el cerebro beber alcohol: http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/aa63/aa63.htm

Fuente: HealthDay