10 TRUCOS, ADELGAZA SIN ESFUERZO

noviembre 29, 2009

¿Quieres perder peso y no sabes como?, ¿las dietas han dejado de funcionarte?, ¿odias ir al gimnasio?… No te preocupes y anota estos consejos para deshacerte de esos kilitos de más sin sacrificio.

Te has planteado cien mil veces hacer dieta. Sabes que necesitas perder peso pero todos tus esfuerzos resultan en balde, y es que las buenas intenciones no sirven de nada.

Si quieres perder peso y no sabes como, si las dietas han dejado de funcionarte, si odias ir al gimnasio…

A continuación te proponemos unos truquillos para bajar de peso sin darte cuenta y ¡luce un cuerpo espléndido en esta temporada primavera/verano!

La 10 reglas de oro para adelgazar sin esfuerzo

¡Presta atención y olvídate de las drásticas dietas que te hacen sufrir!

1) Frigorífico 100% sano

Empieza a cuidarte por la nevera. Deshazte de los dulces, de los fritos, de los congelados… y evita así la tentación. Ahora cuando te pique la gula… en tu frigorífico encontrarás frutas, verduras, pescado, lácteos…

2) Haz 5 comidas al día… ¡no te saltes ninguna!

Destierra el mito de adelgazar sin comer. Es un error que además pone en peligro tu salud. Para que una dieta sea efectiva debes realizar cinco comidas diarias: desayuna bien, come algo ligerito a media mañana, no te pases en la comida, por la tarde haz un tentempié y cena light. El secreto está en que tu organismo quema mejor las calorías poco a poco que cuando se hacen pocas comidas y muy copiosas.

3) Indispensables las proteínas… ¡Son tus aliadas!

Olvídate de comer solo una ensalada, pues al cabo de dos horas volverás a tener hambre. Las proteínas son necesarias para quemas las grasas así que no te olvides de ella. Hazle un hueco en tu dieta a los pescados, aves, carnes como el pavo o el pollo, los huevos, yogures y queso fresco.

4) Las frutas y las verduras… tus mejores a amigas

Recuerda que cinco es el número mínimo de raciones de frutas y verduras que deberías ingerir al día para seguir una dieta sana y equilibrada. Además, tienen muchos beneficios, y te ayudará a combatir enfermedades cardiovasculares, transtornos digestivos…

5) Platos de postre… ¡Ojo con las raciones!

Para no pasarte con las raciones utiliza los platos de postre. Al ser más pequeños cabrá menos cantidad de comida aunque los verás muy llenos. Sin darte cuenta comerás menos con la sensación de comer más.

6) La sopa y la ensalada… tus platos estrella


Ingerir líquido corta el hambre ya que te llena más rápidamente a la vez que se absorven menos calorías. Así que esta temporada ya lo sabes, hazte una experta de las sopas y de las ensaladas.


7) No renuncies al chocolate… ¡Un placer permitido!

Ojo con los postres. Comer un helado o una onza de chocolate no te va hacer daño. Eso sí, no te pases. Son caprichos que puedes darte de vez en cuando.

8 ) Si tienes hambre, bebe agua

Es indispensable ir siempre acompañada de una botella de agua. Lo recomendable es beber dos litros al día para no retener líquidos. Un secreto: bebe un vaso de agua antes de cada comida, te llenará y sin darte cuenta comerás menos. Pero además, cuando te entren las ganas de picar algo… bebe agua. Funciona y evitarás tener remordimientos.

9) Dieta fuera de casa

Estar de dieta no tiene porque suponer una tortura. Puedes salir igual a comer fuera de casa. El secreto está en que antes de salir comas algo como una pieza de fruta, un yogurt… así matarás el gusanillo del hambre y tendrás menos apetito. Y por si fuera poco, te ahorrarás dinero. Si es que no hay mal que por bien no venga.

10) ¿Odias el gimnasio?

Sabes la importancia de hacer ejercicio pero aunque te hayas apuntado cien mil veces al gimnasio nunca vas. Eso de sudar no va contigo pero te damos algunos truquillos para moverte sin notarlo: No cojas el ascensor, sube por las escaleras, oblígate a andar cada día, al menos media hora. O si tu trabajo no está muy lejos, pasa del autobús y ves caminando.

Fuente:  Nosotras.com

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte

Anuncios

CELULITIS, TRATAMIENTOS INUTILES?

noviembre 19, 2009

Las cremas o los electrodos no dan resultado por sí solos, pero sí combinados y a largo plazo. Los dermatólogos advierten que el problema afecta al 95 % de las argentinas. Qué hacer para combatirla.

El verano se acerca, aligera la ropa y las mujeres se convierten en víctimas de una injusticia: la celulitis. Una enfermedad que provoca quejas y ansiedad, casi rozando la obsesión, tal vez por el recuerdo de aquellos tratamientos que se esquivaron durante el año. Desde la Sociedad Argentina de Dermatología y la Asociación Argentina de Dermatología, aseguran que la celulitis, en diferentes grados, afecta al 95% de las argentinas. Y advierten que “la mayoría gasta dinero y tiempo en tratamientos individuales anticelulíticos que no sirven cuando se los abandona antes del tiempo indicado“. Pretenden, además, resultados mágicos aunque coman mal, no muevan ni un músculo y duerman sólo seis horas por día.

Los médicos dermatólogos, cirujanos, nutricionistas, y profesores de educación física consultados por Clarín coinciden: “Hay que hacer un tratamiento integral que incluya dieta sana, ejercicio físico, buen descanso y no usar ropa ajustada; y complementarlo con distintos tratamientos como mesoterapia, electrodos, radiofrecuencias, presoterapia, y (bajo control médico) medicación anticelulítica o venática“. Para disminuirla, el “combo” debe mantenerse por lo menos durante tres meses; y no hacerlo por separado: no sirve. ¿Por qué hay que atacarla de todos lados? “La celulitis es de origen multifactorial“, explicó el médico dermatólogo Christian Sánchez Saizar, de la Sociedad Argentina de Dermatología y director de Concepto Estético. Según detalló, esos factores son hormonales, congénitos, alimentarios, de estilo de vida y psicológicos. “Por eso, el tipo y grado de celulitis es diferente en cada mujer, por lo que la combinación de tratamientos varía. Pero el tratamiento estándar es la dieta, la actividad física, medicación vía oral y mesoterapia, que puede complementarse con aparatología como los electrodos o la presoterapia”, afirmó Sánchez Saizar. La mesoterapia cuesta $100 por sesión; y los médicos recomiendan un mínimo de 10. Y los electrodos salen $50 por cada aplicación.


La celulitis (del latín cellula, un diminutivo de hueco; y del griego itis, que significa inflamación) “es una alteración importante en la microcirculación que luego produce una alteración en el adiposito o célula grasa. Comienza con una fase edematosa y continúa con una fibrosa, que invade el tejido graso”, explicó María del Carmen Arrastia, de la Asociación Argentina de Dermatología. Las localizaciones más comunes son las caderas, nalgas y muslos y también en cara interna de las rodillas, brazos y piernas. Y puede comenzar a a desarrollarse en la pubertad por los cambios hormonales del cuerpo. Los médicos la investigan como “PEFS”: Paniculopatía edemato fibroesclerosa y reconocen cuatro grados y tres tipos de celulitis: la dura o compacta, la fláccida y la edematosa. Por lo general, las mujeres tienen “celulitis mixta”. Según Sánchez Saizar, la más frecuente es la celulitis fláccida en la parte anterior del muslo y compacta en el sector posterior y externo. Y dijo que, en algunos casos, puede provocar problemas funcionales: “La primera alteración es morfológica sin consecuencias biológicas significativas, de implicancia sólo estética: piel de naranja. La segunda puede llevar a distintos grados de invalidez; son frecuentes los dolores, la pesadez de piernas, edema o retención de líquidos, disminución de vello en la región”. Por eso, Guillermo Blugerman, presidente de la Asociación Argentina de Medicina y Cirugía Cosmética, habla de ella como “la punta de un iceberg“. Y afirmó que, si se cumple el tratamiento integral al pie de la letra, se puede disminuir un grado de celulitis en tres meses.

Para Mónica Katz, directora de Nutricionar y del posgrado de Nutrición de la Fundación Favaloro, lo aconsejable es comer frutas, verduras y cereales y tomar jugos cítricos porque previenen la mala circulación. La carne de pescado también ayuda a degradar grasas. Alejandra Romero Barrios, profesora de Educación Física, recomienda caminar, nadar o patinar 30 minutos diarios. O ir tres veces por semana al gimnasio para hacer ejercicios localizados.
Margarita Blanco, especialista en trastornos del sueño, aseguró que lo ideal es complementarlo con un descanso de al menos ocho horas diarias. Aún teniendo un control minucioso, los expertos dicen que no se cura. Sólo se puede prevenir o frenar su evolución, pero únicamente siguiendo un plan que sea múltiple. Eso sí, el plan no incluye un tratamiento para luchar contra la obsesión.

Mitos y verdades a flor de piel

Falso: Usar tacos provoca celulitis. Sólo aquellos que superan los 3 cm pueden ser perjudiciales porque implica una postura antinatural del pie.

Verdadero: Algunas pastillas anticonceptivas favorecen la retención de líquidos y la aparición de celulitis porque contienen estrógenos.

Falso: Sólo las mujeres con sobrepeso desarrollan celulitis. Son más propensas porque tienen más ácidos grasos, pero las flacas también pueden padecerla en alguna región por otros factores.

Verdadero: Usar ropa ajustada, como jeans, cinturones o bombachas con elásticos muy apretados, son un obstáculo para la circulación sanguínea.

Falso: Hay que tomar dos litros de agua por día. Una persona debe beber 30 mililitros de agua por cada kilo que tenga. Por ejemplo: Si una mujer pesa 60 kilos debe tomar un litro y 800. Pero es importante tener en cuenta que en los alimentos también hay agua. Por ejemplo: las pastas contienen un 40% de agua.

Verdadero: Fumar, tomar café o alcohol en exceso la potencian porque aumentan los niveles de ácidos grasos en la circulación. Se aconseja sólo una tasa de café por día y 100 mililitros de vino tinto por día porque es antioxidante.

“Tengo que invertir $ 3.000 y casi todo mi tiempo para combatirla”

Bárbara Simons tiene 27 años. Quiere seguir los pasos de su papá, el recordado conductor Leonardo Simons. Es animadora y actriz. Llegó hace 10 días de Estados Unidos porque le hace bien estar rodeada de sus amigos y familiares. Después de reencontrarse con todos, lo primero que buscó fue volver a empezar el tratamiento anticelulítico que había arrancado antes de irse a vivir allá y nunca terminó. Ayer, la médica dermatóloga Silvana D’ Angelo de la Clínica B&S le hizo la primera sesión de radiofrecuencia y mesoterapia. “Para que me desaparezca, esta vez tengo que ser constante”, dice. Pero, cuenta, se va de vacaciones a Punta del Este el 15 de diciembre: “Así que todo el tiempo disponible lo dedicará a mejorar la celulitis. Decidí hacer un tratamiento intensivo el mes que me queda en Buenos Aires. Trataré de ir todos los días de la semana posible”, asegura. La médica le indicó 10 sesiones de mesoterapia ($ 100) que se lo aplica en la cola, las piernas y la panza y radiofrecuencia ($ 180) también. Se lo hacen con un aparato de alta tecnología –conocido como VelaShape– que sale $ 180 por sesión. También dejó de tomar pastillas anticonceptivas porque le empeoraban la piel y se puso un personal trainer. “Es una realidad, nadie le escapa. No hay mujer que no tenga celulitis”, quiere convencer para justificar los casi $ 3.000 que le saldrá el tratamiento.

Fuente: Diario Clarin
Por: Guillermina De Domini

Marca y Comparte


MANTEN TU PIEL NATURAL

noviembre 13, 2009

Por años y años rara vez pensamos en las arrugas hasta que se reflejan en el espejo y es tarde para prevenirlas. La obsesión por corregirlas con productos de acción rápida de resultados visibles instantáneos, nos revela que la prevención no ha sido parte de nuestra cultura. Y sin embargo la prevención es la clave para minimizar los signos del envejecimiento del órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel.

Aunque la forma en que cada uno envejece se debe en gran parte a factores genéticos, el aceleramiento de este proceso también es causado primordialmente, por algunos malos hábitos como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y una mala nutrición. Además nos afectan el estrés, la contaminación ambiental, la exposición excesiva al sol sin ninguna protección y la falta del hidratante más importante, por lo menos dos litros de agua pura diariamente.

Los productos para el cuidado de la piel realmente pueden ayudar, pero debemos elegir lo adecuado para cada quien con mucho cuidado. Principalmente tenemos que considerar el grado del Filtro de Protección Solar que ofrece el producto (en inglés SPF de 15 o más), los ingredientes que contiene y el tipo de piel que tenemos (seca, grasa o mixta). Tu piel natural con ayuda de la naturaleza.

Los expertos en el cuidado de la piel nos informan de los beneficios de los antioxidantes, los radicales libres, los alfahidroxiácidos, el retinol, el colágeno y los filtros ultravioleta entre muchas otras cosas, descubiertas o elaboradas en el laboratorio para la fabricación de cosméticos. No hay razón para posponer la batalla contra las arrugas, las manchas y otros problemas de la piel.

Con un producto correctivo o reparador, vemos rápidamente un notable y dramático mejoramiento de la piel, pero con un producto protector, los resultados no son inmediatos ni necesariamente obvios instantáneamente “pero” si lo usas hoy, dentro de algunos años lucirás más joven, habrás prevenido los signos del envejecimiento“.

La mayoría de las cremas y lociones ayudan a mejorar la piel reseca porque contienen ricos humectantes, pero si tu piel es más bien grasosa, busca una fórmula sin aceites. Y si tu piel es excesivamente seca, lo mejor es optar por la crema en lugar de una loción.

Siguiendo la idea de proteger y prevenir en vez de corregir, nunca se es demasiado joven para comenzar a cuidar nuestra más preciada vestimenta, la que traemos de nacimiento y no podemos cambiar como cambiamos nuestro guardarropa.

Mirarse en el espejo es casi un reflejo condicionado por la satisfacción de encontrarse con la belleza. Pero solo hasta que el espejo nos devuelve nuestro retrato, reflejando todos los descuidos por la falta del compromiso para conservarnos, nos volvemos precavidos con el sol o evitamos las exageradas carcajadas y las cambiamos por discretas sonrisas.

Procuramos no hacer gestos y expresiones que dejen su huella en nuestra cara, y nos volcamos a comprar cualquier cosa que prometa borrar el tiempo y nuestro descuido. Nos untamos lo que sea, e incluso arriesgamos nuestra vida y nos endeudamos con la cuenta de una cirugía plástica.

La naturaleza es la fuente de la belleza” dice el botánico francés Yves Rocher, quien desde que creó su primer laboratorio de elaboración de cosméticos, hace cuarenta años, nunca ha perdido de vista que el cuidado de la belleza es más efectivo cuando se trabaja naturalmente en armonía con la piel.

Si Ponce de León realmente hubiera descubierto la “fuente de la eterna juventud” no tendríamos que preocuparnos. Mucho menos de saber que las mujeres envejecemos más rápidamente que los hombres, o cuando menos se nos nota más la edad que a ellos, debido a los diferentes cambios hormonales que experimentamos desde que somos adolescentes, pasando por el embarazo hasta llegar a la menopausia.

Una vez que la menopausia arriba, muchas mujeres padecen de cambios como la disminución en la producción de aceites naturales de la piel, pérdida de la elasticidad, y una reducción significativa en el proceso de rejuvenecimiento por falta de regeneración de las células de la epidermis. Dependiendo de la edad, los factores de la herencia y el estilo de vida, el proceso de envejecimiento será más rápido o más lento.

Envejeceremos de cualquier manera, pero viviendo y manteniendo un estilo de vida saludable a través de los años, incrementamos nuestras oportunidades de un equilibrio más completo, especialmente cuando se trata de nuestro órgano más visible, nuestra piel.

Si sabemos elegir el producto apropiado en cada caso, cualquiera de nosotros puede tener una buena complexión y una apariencia hermosa a cualquier edad. La clave es proteger y prevenir para no tener que lamentar, pero sobre todo es indispensable ser disciplinado y constante.

Fuente:  La Opinión

…………………………………………………………………………………………………

Te invitamos a conocer la línea de productos naturales para el cuidado de la piel de la marca Herbalife:

Para el cuidado diario
Soluciones específicas
Revitalizadores de la piel
Línea Premium Anti-Age

Marca y Comparte


PREPARATE PARA EL VERANO

noviembre 7, 2009

Llegó la hora de la ropa de baño, ya está empezando a hacer calor por momentos y esto nos obliga a usar ropa más ligera y dejar atrás los sueters, chaquetas y abrigos. También pone en evidencia si nos hemos cuidado durante el invierno, que por lo general no es así.

Estamos virtualmente a un paso de la llegada del verano, lo que implica sol, playa y actividades al aire libre, que dice el peso al respecto. Tomemos en cuenta que también se acerca la navidad y las fiestas navideñas están llenas de preámbulos y reuniones como almuerzos, cenas, brindis y demás, cualquier excusa es buena para sentarse a comer, lo que pone en riesgo nuestros planes de todos los lunes (empezar la dieta).

Qué debemos hacer entonces?, la última opción es resignarse.
Es importante primero hacer una evaluación de lo que queremos hacer y definitivamente proyectar cuantos kilos quiero perder en un determinado tiempo, nada que sea de última hora, todavía estamos a tiempo, pero fijemos metas realistas y metas que no pongan en estrés al cuerpo.

He aquí 5 tips que ayudarán a lograr y mantener los resultados alcanzados.

Tip Nro. 1: Dejar los antojos – Si bien es cierto hemos estado comiendo de más y los chocolatitos han sido en varias ocasiones los culpables, el primer paso es dejar de comer lo que nos aporte calorías extras, esto podría significar entre 300 a 500 calorías diarias, esto se traducirá en aproximadamente medio kilo a la semana si caemos en tentaciones y antojos.

Tip Nro. 2: Escoger la dieta adecuada – No existe una dieta mágica que nos ponga en un mes en el peso (salvo que tengas 3 kilos de más). El proceso de pérdida de peso resulta para el organismo en una fuente de estrés, puesto que si hacemos una dieta agresiva, el cuerpo se defenderá contra esta, ocasionando primero resistencia y luego rebote, el peso tendrá muchas fluctuaciones y será difícil conservar el peso alcanzado. Debemos recordar que cada intento frustrado va en nuestra contra para la siguiente vez. La dieta adecuada debe ser lógica, no debe dejarte con hambre y debe tener varias comidas balanceadas y todos los grupos de alimentos, no sólo proteínas o grasas, de preferencia supervisada.

Tip Nro. 3: Comer más veces y tomar aguaComer más veces en el día aumenta el metabolismo, quema calorías y te quita la ansiedad puesto que virtualmente comes a lo largo del día y llegas a las comidas principales sin tener hambre. No bajes el número de tus ingestas, esto ocasionará el efecto contrario y comerás con ansiedad. Es importante comer media mañana y media tarde. El agua es también importante, debes tomar 2 litros diarios, 1 vaso por hora hasta completar los 8 vasos, no es tan difícil.

Tip Nro. 4: Asesórate antes de tomar pastillas – Si estás coqueteando con la idea de tomar alguna de esas pastillas mágicas que hay en el mercado, ya sea de las que se ofrecen por tele o esas del Dr. “X” que tu amiga tomó, toma en cuenta que pueden poner en peligro tu salud, este tipo de cosas no son para todas las personas, algunos preparados tienen sustancias que elevan la función de tu hormona tiroidea y esto a largo plazo podría dejarte con hipotiroidismo (baja función de la glándula). Las soluciones desesperadas no son las duraderas. Sin embargo en el mercado hay opciones serias (productos elaborados con el respaldo de un laboratorio que hace investigación) que podrían ayudarte, siempre con la recomendación de tu médico.

Tip Nro. 5: Camina – Caminar es una de las actividades físicas más eficientes para perder peso. Si tienes el tiempo y el dinero para entrar al gym, en buena hora, pero si sólo cuentas con 30 minutos, puedes optar por caminar. Caminar es una actividad cardiovascular, lo que hace que tu latido cardíaco sea bajo y esto permite quemar eficientemente calorías de grasa, no forma músculo y te baja el hambre, es una actividad de bajo impacto (no hay tanto daño en tus articulaciones como cuando corres) y además reduce tu estrés y te ayuda dormir, sin mencionar el beneficio para tu corazón. Recuerda que no se trata de bajar alocadamente, un ritmo de 3 a 4 kilos por mes es adecuado, no pone a tu cuerpo en estrés y es algo lograble.

Fuente: Laive Salud
Autor: Dr. Arnaldo Hurtado

……………………………………………………………………………

¿Te gustaría saber qué tan sana es tu alimentación?

Realiza nuestra Evaluación Nutricional Gratuita, y recibirás un reporte imprimible con sugerencias sobre qué hábitos debes modificar de tu dieta, ejercicio y conducta para seguir un estilo de vida saludable y activo.

¡Anímate!, sólo haz clic aquí.

Marca y Comparte