PORQUE ES NECESARIO EL ACIDO FOLICO?

agosto 25, 2009

Se sabe hace mucho que el ácido fólico antes y durante el embarazo previene muchos defectos de nacimiento en los bebés. Sin embargo, apenas el 17 por ciento de las mujeres de habla hispana en edad de tener hijos en Estados Unidos toman multivitaminas que contienen ácido fólico diariamente.

Las cifras las reveló la primera encuesta de concienciación de ácido fólico con representación nacional centrada en este segmento de la población, reveló la organización March of Dimes. La encuesta cuestionó a 1,250 mujeres en edad de tener hijos y fue financiada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Beneficios del ácido fólico

El ácido fólico puede prevenir los defectos del tubo neural (NTDs en inglés), defectos congénitos serios del cerebro y la espina tales como la espina bífida y la anencefalía, que son más comunes en la población hispana que en otros grupos raciales o étnicos. Los hispanos son el grupo racial y étnico más numeroso y de más rápido crecimiento en Estados Unidos, según el Buró del Censo de EE.UU., y representan más del 23 por ciento de todos los nacimientos en este país.

“Más de la mitad de todos los embarazos son inesperados, por lo que es tan importante que todas las mujeres en edad de embarazo tomen una multivitamina por lo menos con 400 microgramos de ácido fólico desde antes y durante el embarazo“, dijo la Dra. Joann Petrini, Ph.D., MPH, directora del Centro de Datos Perinatales de March of Dimes. El consumo diario de ácido fólico desde antes y durante el embarazo es decisivo debido a que los defectos del tubo neural pueden ocurrir en las primeras semanas posteriores a la concepción, a menudo antes de que una mujer sepa que está embarazada.

Las mujeres y jovencitas hispanas (entre las edades de 18 a 24) están entre los grupos con menores probabilidades en EE.UU. de tomar la cantidad recomendada de ácido fólico que pudiera reducir el riesgo de sus bebés de desarrollar defectos congénitos. La encuesta de March of Dimes conducida entre mujeres de todas las razas halló que cerca del 40 por ciento de las mujeres en Estados Unidos en edad de embarazo (entre las edades de 18 a 45), dicen que toman un suplemento vitamínico diario que contiene ácido fólico. Sin embargo, el índice cae a un 27 por ciento entre las mujeres de 18 a 24 años de edad. Sólo el 11 por ciento de las mujeres en edad de embarazo dijeron que sabían que el ácido fólico se debe consumir antes del embarazo.

March of Dimes lidera esfuerzos para crear mayor conciencia sobre los beneficios del ácido fólico desde 1992, cuando el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos comenzó a recomendar que todas las mujeres capaces de quedar embarazadas consuman ácido fólico desde antes del embarazo para prevenir los defectos del tubo neural.

El ácido fólico sí funciona

De acuerdo a cifras divulgadas por March of Dimes, en Carolina del Norte, hubo una disminución de un 80 por ciento en el número de defectos del tubo neural entre 1995 y 2005 y en Florida más del 80 por ciento de las mujeres en edad de embarazo reportan tomar una vitamina que contiene ácido fólico antes del embarazo. Desde que la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos comenzó a exigir en 1998 que todos los granos enriquecidos se fortalezcan con ácido fólico, los defectos del tubo neural en EE.UU. disminuyeron en un 26 por ciento.

Otros países han logrado resultados similares desde que se empezaron a fortificar cereales y panes. Sin embargo, todavía falta tomar conciencia de que aun cuando no desees embarazarte ahora, es aconsejable tomar un complejo multivitamínico con ácido fólico siempre, ya que nunca se sabe cuándo puede producirse un embarazo.

Fuente: TodoBebe.com

……………………………………………………………………………………………

Conoce uno de los Multivitamínicos más usados a nivel internacional haciendo click aquí

Marca y Comparte

Anuncios

LA IMPORTANCIA DEL AGUA

agosto 18, 2009

Se dice todo el tiempo que hay que beber dos litros de agua todos los días pero, ¿esta bien que todos tomen esta cantidad?

La regla de beber dos litros diarios es simplemente una guía general que proviene de una vieja investigación que establecía que era necesario ingerir 1 ml. de agua por cada caloría que se consume.

Si seguimos una dieta de 2 mil calorías entonces deberíamos beber 1.8 litros al día. Sin embargo, para calcular las necesidades de líquido de manera más precisa hay que tomar en cuenta tus medidas, el nivel de actividad y la temperatura del aire (si, la temperatura también).

Por ejemplo, es lógico que vas a necesitar más hidratación cuando la temperatura sea muy alta o muy baja y cuando se realicen ejercicios fuertes. Posiblemente los hombres también necesiten más agua que las mujeres porque usualmente tienen una mayor masa muscular.

Aproximadamente de 55 a 75% de nuestro peso corporal está formado por agua. Si perdemos sólo de 1 a 2% del agua de nuestro organismo el rendimiento atlético puede verse afectado. Si perdemos más del 10% del volumen de agua corporal podría sobrevenir una termoplejía o un golpe de calor. Es fácil darnos cuenta de lo esencial que es mantener un equilibrio en los fluidos, particularmente los atletas.

No es sólo para ir al baño

El agua es uno de los componentes más importantes del cuerpo humano: regula la temperatura del organismo, protege los órganos vitales proporcionándoles sostén y ayuda al sistema digestivo.

El 75% de los tejidos musculares y el 25% de los tejidos grasos están formados por agua. Aparte también transporta nutrientes y elimina desechos. No podríamos sobrevivir más de una semana sin agua. Justamente por estos motivos, todos los días debemos consumir la cantidad que perdemos en nuestras actividades básicas.

Una hora de ejercicios puede hacer que perdamos más de un litro de agua en forma de sudor, dependiendo de la intensidad y de la temperatura del aire. Por eso, si no estamos bien hidratados, el cuerpo no se puede enfriar de forma adecuada y empezamos a sentir los efectos de la deshidratación. Esto puede ocurrir con mayor rapidez en los días húmedos porque la humedad del aire no permite que el sudor se evapore tan rápidamente.

¿Qué peligros existen si me deshidrato?

Cuando estamos deshidratados el cuerpo no puede enfriarse. Estos síntomas de la deshidratación son progresivos y empiezan con la sed, razón por la cual se dice que cuando empezamos a sentir sed, ya es demasiado tarde: ya estamos deshidratados. El próximo síntoma es la fatiga y posiblemente calambres, luego falta de coordinación, debilidad, delirio (agotamiento por calor o golpe de calor) y, finalmente, la muerte.

La mejor manera de evitar la deshidratación es seguir algunas reglas sencillas con respecto a la ingesta de líquidos. Un buen punto de partida es la regla de los dos litros al día.

Para asegurarnos que la ingesta de agua es adecuada, hay que vigilar el color de la orina. Cuando una persona está bien hidratada debe ser de color claro o transparente, a menos que estés tomando suplementos, los cuales oscurecen el color por unas horas después de haberlos ingerido.

¿Existen alternativas?

Debemos reconocer que beber agua todo el tiempo puede ser bastante aburrido (más allá de que algunos sean fanáticos). Pero tenés que acordarte que no todos los fluidos deben ser agua pura. Existen opciones mucho más ricas como las frutas, los jugos, las sopas y los vegetales.

Por ejemplo, media taza de lechuga contiene 95% de agua por peso y una papa horneada contiene 71% de agua. Incluso, el atún, el arroz, la pasta y el pollo tienen 70, 69, 66, y 65% de agua por peso respectivamente.

Los excesos, siempre, son malos

Aunque queramos estar bien hidratados, demasiado puede ser dañino. Los atletas que participan en eventos de gran exigencia, como por ejemplo maratones y triatlones, pueden correr el riesgo de beber demasiada agua, lo cual puede traer como consecuencia unos niveles de sodio bajos o diluidos en la sangre. Este trastorno se llama hiponatremia, que a pesar de ser poco común, puede ser grave.

Cuando un atleta compite por un largo período de tiempo pierde mucha sal a través del sudor. Si eso se combina con la ingesta de agua, el resultado puede ser demasiada agua y poco sodio”. Lo más preocupante es que los síntomas son muy parecidos a los de la deshidratación: náusea, fatiga, vómitos, debilidad, somnolencia y, en casos graves, hasta la muerte.

La mejor forma de evitar la hiponatremia y al mismo tiempo tener buena hidratación es siguiendo algunas recomendaciones sencillas:

* No restringir la ingesta de sal por unos días antes de la competencia, a menos que el médico indique lo contrario.

* Tratar de tomar bebidas deportivas con sodio al competir por más de una hora, sobre todo si el clima es caliente y húmedo.

Puede ser difícil tomar suficiente agua al principio, pero una vez que se crea el hábito se vuelve mucho más simple.

Para hacer que la transición sea más fácil lleva con vos una botella de agua adonde vayas. Eso sí, preparáte porque vas a tener que ir al baño varias veces al día, pero con el tiempo tu vejiga se acostumbrará.

Fuente: MinutoUno.com

Marca y Comparte


CANSANCIO CRONICO? ENERGIZA TU VIDA!

agosto 7, 2009

Cada día, millones de personas se quejan de estar siempre cansadas.

La mayoría apunta con el dedo delator a los quehaceres diarios como culpables, a tener muchas tareas y poco tiempo para hacerlas, especialmente los períodos extra ocupados.

Pero generalmente el verdadero culpable son los hábitos diarios: lo que comemos, cómo dormimos y cómo lidiamos con nuestro entorno emocional.

Lo primero que los médicos suelen recomendar es, aunque parezca paradójico, hacer ejercicio. Ya que el ejercicio aeróbico es estimulante.

En este artículo vamos a resumir las simples estrategias que uno puede seguir para realizar cambios que nos recarguen de energía así no nos paseamos cansados por el mundo.

Hay tres puntos importantes para atacar y así conquistar al endemoniado cansancio crónico: Energizar la dieta, energizar la actitud y conseguir un descanso restaurador.

Energizando la dieta

Es muy importante tomar un buen desayuno, incluso si no tenemos hambre. Muchos estudios muestran que la gente que desayuna algo cuando se levanta se siente mucho mejor fisica y mentalmente a lo largo del día. Incluso un grupo de investigadores británicos ha descubierto que desayunar un tazón de cereales reduce sensiblemente una hormona relacionada con el estrés.

Come cada tres o cuatro horas. Comer algún bocado cada tanto es muy bueno para la salud, ya que mantiene tu azúcar y los niveles de energía estables todo el día. Esto lo recomiendan todos los nutricionistas. Con dos comidas principales y algunos bocados cada tres a cuatro horas uno tiene la energía suficiente para lidiar con todos los gastos energéticos del día. Pero si uno se pasa, y come demasiado eso es contraproducente, ya que el cuerpo va a demandar más energía para digerir esa inmensa cantidad de alimento.

Entre los bocados entre comidas, lo mejor es elegir alimentos con fibra, ya que según estudios médicos entran al flujo sanguíneo de una forma tranquila y lenta, con lo que conseguimos un flujo de energía estable que permanece largo tiempo. Se recomienda comer entre 25 y 30 gramos de fibra al día, cuando casi todo el mundo no pasa de 10 gramos.

Es importante también mantenerse hidratado, o sea consumir mucho líquido. No hay que olvidarse que la mayoría de los fluidos corporales provienen del agua, la sangre inclusive. No tomar suficiente agua hace que el corazón trabaje forzado y eso nos fatiga. El agua también hace que los nutrientes circulen por nuestro cuerpo. Según recomiendan los médicos, para saber si consumimos suficiente líquido, lo mejor es medir cuanto orinamos. Deberíamos ir al baño cada dos o tres horas, y la orina tendría que ser de un color claro o amarillo pálido. No sólo tomando mucha agua tenemos más líquido, se puede consumir frutas jugosas.

Hay que cuidarse de consumir mucha cafeína. Es normal tomar mucho café en la oficina, a lo largo del día. Pero no sólo no es recomendable como energizante, sino que es uno de los causantes de que uno se sienta cansado, dicen los médicos. Ya que nos impide descansar bien por la noche. Lo mejor es tomar poco café, y no tomarlo luego del atardecer, porque sino al otro día estaremos ojerosos. El café es uno de los principales culpables de los ojos y párpados hinchados.

Energizando la actitud

Estar triste, aburrido, preocupado, enojado y peor, tener estrés general, son también los grandes culpables, según estudios, de llevarse gran parte de nuestra vitalidad a lo largo del día. Si uno se toma todos estos problemas con sabiduría puede redundar en beneficio para nuestro vigor diario.

Simples actos como mojarse la cara, o tomar una ducha cuando uno se siente “quemado”, pueden revitalizarnos. Según un estudio reciente publicado en Journal of Personality and Social Psychology esta “terapia acuática” incrementa de forma exitosa la energía.

Otros consejos que dan los psicólogos y psiquiatras son que uno no se deje estar en su aspecto general. En la vestimenta, y en el aseado diario. Si uno se ve al espejo de esa forma, se sentirá cansado.

Tampoco ayuda si uno se encierra en sí mismo y no da a conocer sus sentimientos, no hay que guardarse nada, porque eso repercute negativamente en nuestro cuerpo. Incluso si uno mantiene un estado de enojo por mucho tiempo hace que el corazón trabaje más y eso genera cansancio. Hay que dejar pasar los enojos y aprender a perdonar, no sólo nos hace mal mentalmente mantenernos en un estado de enojo, sino que también nos afecta físicamente.

Realizar buenas acciones también aumenta nuestra energía, según un estudio del Journal of Health and Social Behavior. El trabajo voluntario aumenta nuestra felicidad, nuestra satisfacción con la vida, nuestra auto estima, el sentido de control sobre nuestra vida, la salud física y mejora el humor.

Descanso restaurador

Uno tiende a dejar de lado el descanso cuando está ocupado. Es paradójico, porque uno se siente cansado, y se queja de tanto que hay por hacer, y lo primero que deja de lado para hacerse de más tiempo es el descanso, y así duermen menos.

Lo mejor es dejar de lado tanta televisión o tiempo en la PC luego de la cena. Hay que dormir lo suficiente, y tener un descanso reparador.

Los médicos también recomiendan no tener un reloj cerca cuando dormimos. Que las agujas miren para otro lado, porque no es bueno estar constantemente midiendo cuánto nos lleva dormirnos, o cuanto nos falta para que suene la alarma y levantarnos para ir a trabajar. Esta hipervigilancia mantiene al cerebro despierto y demasiado alerta, y paradójicamente no nos deja dormir bien.

Tampoco es bueno que las mascotas duerman con nosotros.
Ya que nos despiertan, o nos quitan espacio en la cama. Según estudios de la Clínica Mayo el 53% de los dueños de mascotas tienen problemas para dormir bien por las noches.

No es bueno que haga mucho calor por la noche, así que a bajar la calefacción en invierno y a prender algún ventilador o acondicionador de aire en verano.

La regla de los 15 minutos es muy interesante para seguir. Esta dice que si uno no se puede dormir o se despierta y no puede volver a conciliar el sueño en quince minutos, entonces lo mejor es salir de la cama y realizar alguna actividad relajante, nada de prender la tele o ir a navegar por la web, eso no relaja, sólo nos impedirá dormirnos.

Así que con estos consejos simples, que no son difíciles de llevar a la práctica, ya podrán alejar ese cansancio crónico que los aqueja.

Fuente: DeMedicina.com

Marca y Comparte