¡UNA VIDA SALUDABLE ES POSIBLE!


El bienestar no es una meta inalcanzable, es el estado natural del cuerpo, y está a tu alcance.

Con un poco de conocimiento y buenos hábitos, una salud plena puede ser tuya no sólo ahora, sino para el resto de tu vida.

A pesar de que deberíamos estar entrando en una época de oro en lo que respecta a la salud; de hecho, nos estamos volviendo menos saludables que nunca. Estamos en medio de una epidemia mundial.

Aunque esta epidemia no la cause un virus, se está dispersando por el mundo entero como un incendio, reclamando un número asombroso de víctimas.

Por desgracia, ninguna de nuestras medicinas o cirugías puede arreglado de manera eficaz.

El problema se llama obesidad. Para ser más preciso, el problema es el anfitrión de condiciones médicas provocadas o empeoradas por todos esos kilos extras que muchos de nosotros cargamos, así como diabetes, enfermedades cardíacas, accidentes cerebro vasculares, artritis e incluso algunos tipos de cáncer. Y estos problemas no están confinados solamente a algunos pocos países ricos. Por primera vez en la historia, el 50% de la población mundial está pasada de peso u obesa. En los próximos diez años esta cifra se incrementará al 60%.

AÚN NO ESTAMOS SOLUCIONANDO EL PROBLEMA

Aunque existen diversos tratamientos relacionados con la obesidad, lo único que realmente hacen, es mitigar los síntomas y quizá disminuir el índice de daño al cuerpo. Sin embargo, no eliminan el daño que sufren los vasos sanguíneos, las articulaciones, la retina, el sistema nervioso y otras partes del cuerpo, por una sobreabundancia de la grasa corporal.

Con respecto a nuestra habilidad para eliminar a la obesidad misma, somos casi completamente impotentes. Debido a la frustración y desesperación, mucha gente recurre a dietas restrictivas y a otras modas de salud que son inútiles y muy frecuentemente perjudiciales.

Hay personas cuyas dietas han provocado una disminución peligrosa en nutrientes básicos que pueden debilitar el sistema nervioso.

Algunas personas que pierden diez kilos en pocas semanas sólo para que los recuperen rápidamente y ¡con un porcentaje extra! Esto es doblemente peligroso: además de privar al cuerpo de nutrientes básicos, de agua, de tejido muscular, el peso que se reincorpora está constituido principalmente por grasa, convirtiendo a quien está a dieta, en alguien más gordo que antes.

Hay personas que adoptan programas de ejercicio que son tan extremos que dañan permanentemente sus articulaciones.

En síntesis, hay demasiada gente perdiendo tiempo, dinero y su preciosa salud en programas de pérdida de peso que los dejan peor que como comenzaron.

ES TIEMPO DE CAMBIAR

El Bienestar comienza contigo. Es buen momento para echarle un vistazo a lo que le estamos haciendo a nuestros cuerpos y establecer los cambios necesarios. Necesitamos renovar nuestra forma de comer, nuestro ejercicio, nuestro estilo de vida, y preocupamos por darle un mejor cuidado a estas maravillosas máquinas: nuestros cuerpos. Pero esto no implica que nos tengamos que morir de hambre o que consumamos comidas insípidas por el resto de nuestra vida. ¡Todo lo contrario!

Por ejemplo, es fácil agregar a tu dieta proteína de soja y otros alimentos que incrementan la salud. Un batido nutricional (ver Nutritional Shake Mix) te puede ofrecer una dosis importante de la proteína, de los nutrientes y de la energía que tu cuerpo necesita para construir salud, además de una sensación agradable de “estar satisfecho“, permitiendo que te deslices hasta la siguiente comida sin sentir ningún antojo o sensación de hambre.

Es algo simple tomar ciertos suplementos que alivien el dolor de las articulaciones (ver Herbalifeline) hasta el punto de poder ejercitarte confortablemente de nuevo. No es difícil hallar hierbas y nutrientes que te ayuden a dormir mejor o a manejar el estrés (ver NRG), mejorando tu perspectiva general en la vida.

En resumen, no es difícil adoptar un estilo de vida saludable que te permita adelgazar mientras se incrementa tu salud. Pero no se trata sólo de la obesidad. También estamos hablando sobre muchas condiciones que, al igual que la obesidad, pueden controlarse o eliminarse al adoptar un estilo de vida más saludable utilizando técnicas simples y en algunos casos tomando ciertos suplementos. En lenguaje sencillo y claro, en próximas notas te vamos a explicar estas condiciones, sus síntomas, sus causas y algunas de las medicinas estándar que se emplean para tratar estos malestares.

Creo que te sorprenderás de cuánto puedes hacer para mejorar tu salud, si logras llevar a cabo ciertos cambios simples, seguros y sensatos.

¡Date una oportunidad!

Fuente: Para una Vida Saludable – Dr. Mario R.

Marca y Comparte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: