¿USTED FUMA? CUIDE SUS PULMONES

abril 30, 2009

Sanidad recupera el plan para imponer imágenes de impacto en el tabaco – Canadá, Brasil, Bélgica y otros 17 países ya han introducido la medida.

Más de cuatro años después de que la Comisión Europea autorizase incluir imágenes impactantes de los males que produce el tabaco en las propias cajetillas España estudia ahora introducirlas. La medida, guardada en un cajón desde que en 2003 la entonces ministra de Sanidad Ana Pastor (Partido Popular) declarase que la apoyaba como forma de combatir la adicción, está implantada ya en más de 20 países. Cada vez que van a encender un cigarrillo, los fumadores de Bélgica, Reino Unido y Rumania (en estos dos últimos países la normativa al respecto entró en vigor el año pasado) ven un pulmón destrozado, un tumor en carne viva en el cuello de un hombre o una dentadura podrida en los paquetes que abren. Imágenes disuasorias directas a la mente que llevan ya años decorando las cajetillas en Brasil, Canadá o Tailandia.

Aún no hay fecha para introducir el nuevo etiquetado en España, según el ministerio de Sanidad. Pero ya se está estudiando cómo hacerlo, aseguran. Para ello, en 2004 la UE creó y aprobó un catálogo con 42 imágenes que hacen alusión a las consecuencias negativas del consumo de tabaco. Bruselas seguía así la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que asegura que las imágenes son más poderosas que las palabras para disuadir a los fumadores. “Advertencias y mensajes fuertes en los paquetes de tabaco reducen el número de niños que empiezan a fumar y aumentan el número de fumadores que desean dejar de hacerlo”, dice la OMS.

La Asociación Empresarial del Tabaco, que representa a la mayoría de las compañías tabaqueras en España, y normalmente muy parca en palabras, rehusó ayer hacer comentarios sobre el plan de la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez.

“La inclusión de elementos gráficos destinados a disuadir en las cajetillas no se ha llegado a abordar nunca seriamente en España”, critica Rodrigo Córdoba, presidente de la Comisón Nacional para la Prevención del Tabaquismo. “El Gobierno lleva dos años instalado en la autocomplacencia sin tomar ninguna iniciativa. Si no son capaces de reformar la ley fiscal ni de hacer una campaña educativa para evitar el consumo de tabaco, al menos que siga el ejemplo de otros países e introduzca las fotografías en los paquetes de tabaco”, añade.

Para Córdoba y muchos otros expertos la esquela con las leyendas: “Fumar mata” o “Fumar provoca cáncer“, introducidas en España en 2002, se han quedado cortas. De hecho, varias instituciones sanitarias y centros de investigación internacionales han declarado que esas advertencias sanitarias en forma de texto en los paquetes de tabaco dejan de tener efecto con el tiempo y que lo mejor sería añadirle fotografías y cambiarlas periódicamente. Es decir, que la efectividad reside en la combinación de ambos elementos preventivos. Además, a mayor tamaño del mensaje y mayor dureza en su contenido más disuasión en el fumador.

Los datos del Eurobarómetro con el que la UE mide la opinión de sus ciudadanos revelaban el mes pasado que sólo el 26% de la población piensa que los mensajes actuales en forma de esquela ayudan a fumar menos. Sin embargo, el 62% de los europeos cree que la inclusión de las fotografías ayudaría a no fumar. Siguiendo estos datos, los gobiernos de Suiza y Letonia ya han aprobado la inclusión de esos elementos en sus cajetillas. La medida entra en vigor en 2010.

Fuente: ElPais.com

Marca y Comparte

Anuncios

¡UNA VIDA SALUDABLE ES POSIBLE!

abril 19, 2009

El bienestar no es una meta inalcanzable, es el estado natural del cuerpo, y está a tu alcance.

Con un poco de conocimiento y buenos hábitos, una salud plena puede ser tuya no sólo ahora, sino para el resto de tu vida.

A pesar de que deberíamos estar entrando en una época de oro en lo que respecta a la salud; de hecho, nos estamos volviendo menos saludables que nunca. Estamos en medio de una epidemia mundial.

Aunque esta epidemia no la cause un virus, se está dispersando por el mundo entero como un incendio, reclamando un número asombroso de víctimas.

Por desgracia, ninguna de nuestras medicinas o cirugías puede arreglado de manera eficaz.

El problema se llama obesidad. Para ser más preciso, el problema es el anfitrión de condiciones médicas provocadas o empeoradas por todos esos kilos extras que muchos de nosotros cargamos, así como diabetes, enfermedades cardíacas, accidentes cerebro vasculares, artritis e incluso algunos tipos de cáncer. Y estos problemas no están confinados solamente a algunos pocos países ricos. Por primera vez en la historia, el 50% de la población mundial está pasada de peso u obesa. En los próximos diez años esta cifra se incrementará al 60%.

AÚN NO ESTAMOS SOLUCIONANDO EL PROBLEMA

Aunque existen diversos tratamientos relacionados con la obesidad, lo único que realmente hacen, es mitigar los síntomas y quizá disminuir el índice de daño al cuerpo. Sin embargo, no eliminan el daño que sufren los vasos sanguíneos, las articulaciones, la retina, el sistema nervioso y otras partes del cuerpo, por una sobreabundancia de la grasa corporal.

Con respecto a nuestra habilidad para eliminar a la obesidad misma, somos casi completamente impotentes. Debido a la frustración y desesperación, mucha gente recurre a dietas restrictivas y a otras modas de salud que son inútiles y muy frecuentemente perjudiciales.

Hay personas cuyas dietas han provocado una disminución peligrosa en nutrientes básicos que pueden debilitar el sistema nervioso.

Algunas personas que pierden diez kilos en pocas semanas sólo para que los recuperen rápidamente y ¡con un porcentaje extra! Esto es doblemente peligroso: además de privar al cuerpo de nutrientes básicos, de agua, de tejido muscular, el peso que se reincorpora está constituido principalmente por grasa, convirtiendo a quien está a dieta, en alguien más gordo que antes.

Hay personas que adoptan programas de ejercicio que son tan extremos que dañan permanentemente sus articulaciones.

En síntesis, hay demasiada gente perdiendo tiempo, dinero y su preciosa salud en programas de pérdida de peso que los dejan peor que como comenzaron.

ES TIEMPO DE CAMBIAR

El Bienestar comienza contigo. Es buen momento para echarle un vistazo a lo que le estamos haciendo a nuestros cuerpos y establecer los cambios necesarios. Necesitamos renovar nuestra forma de comer, nuestro ejercicio, nuestro estilo de vida, y preocupamos por darle un mejor cuidado a estas maravillosas máquinas: nuestros cuerpos. Pero esto no implica que nos tengamos que morir de hambre o que consumamos comidas insípidas por el resto de nuestra vida. ¡Todo lo contrario!

Por ejemplo, es fácil agregar a tu dieta proteína de soja y otros alimentos que incrementan la salud. Un batido nutricional (ver Nutritional Shake Mix) te puede ofrecer una dosis importante de la proteína, de los nutrientes y de la energía que tu cuerpo necesita para construir salud, además de una sensación agradable de “estar satisfecho“, permitiendo que te deslices hasta la siguiente comida sin sentir ningún antojo o sensación de hambre.

Es algo simple tomar ciertos suplementos que alivien el dolor de las articulaciones (ver Herbalifeline) hasta el punto de poder ejercitarte confortablemente de nuevo. No es difícil hallar hierbas y nutrientes que te ayuden a dormir mejor o a manejar el estrés (ver NRG), mejorando tu perspectiva general en la vida.

En resumen, no es difícil adoptar un estilo de vida saludable que te permita adelgazar mientras se incrementa tu salud. Pero no se trata sólo de la obesidad. También estamos hablando sobre muchas condiciones que, al igual que la obesidad, pueden controlarse o eliminarse al adoptar un estilo de vida más saludable utilizando técnicas simples y en algunos casos tomando ciertos suplementos. En lenguaje sencillo y claro, en próximas notas te vamos a explicar estas condiciones, sus síntomas, sus causas y algunas de las medicinas estándar que se emplean para tratar estos malestares.

Creo que te sorprenderás de cuánto puedes hacer para mejorar tu salud, si logras llevar a cabo ciertos cambios simples, seguros y sensatos.

¡Date una oportunidad!

Fuente: Para una Vida Saludable – Dr. Mario R.

Marca y Comparte


LA CRISIS ECONÓMICA ENGORDA

abril 12, 2009

La ansiedad e incertidumbre que provoca la crisis en la población aumenta el número de obesos en España. En torno al 90 por ciento de la población española reconoce que consume los alimentos que más le apetecen.

La ansiedad e incertidumbre que provoca la crisis en la población aumenta el número de obesos en España, ya que muchas de las personas que han perdido su trabajo o temen perderlo se refugian en la comida de manera desesperada, según señala el psicólogo Ricardo Ros en su libro ‘El viaje decisivo’.

Este experto apuntó que es un acto en cadena, ya que “escuchan una noticia alarmante sobre la situación económica o piensan en la posibilidad de perder su empleo, se sienten ansiosos y estresados, comen compulsivamente y engordan“.

Este “miedo atroz” a un futuro incierto que lleva a la persona a comer cualquier cosa se debe, según explicó Ros, a que se confunde la angustia o estrés con la sensación de hambre. “Esto les lleva a saciar esa sensación comiendo, con constantes idas y venidas al frigorífico”.

“Es como si su vida en relación con la comida dependiera más de los indicadores externos, una mala noticia económica o un anuncio de un descuento al pedir dos pizzas, que de su propia voluntad o indicador interno de hambre real”, indicó.

En torno al 90 por ciento de la población española reconoce que consume los alimentos que más le apetecen, y muchas veces están compuestos por comida rápida y precocinada que proporciona una sensación de plenitud, pero una plenitud falsa ya que están hechos con azúcares y grasas de dudosa calidad.

En este sentido, el psicólogo precisó que “a estas personas hay que enseñarles técnicas para que su cerebro simplemente responda de una forma lógica ante cada situación, ya que, aunque saben que ansiedad y hambre no son lo mismo, no son capaces de que su cerebro cumpla sus órdenes. Cualquier tipo de crisis –económica, de pareja, etc.– es un tema que influye en su peso, pero en realidad tienen que conseguir separar ambas cosas” puntualizó Ros.

El 15 por ciento de los españoles adultos son obesos, un 37 por ciento padece sobrepeso. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2015 habrá aproximadamente 2300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones con obesidad.

Fuente: diariodenavarra.es

Marca y Comparte


PELIGROS DE LA OBESIDAD EN LA ADOLESCENCIA

abril 2, 2009

Ser un joven obeso o fumador habitual duplica el riesgo de muerte prematura.

CRISTINA G. LUCIO

MADRID.- El tabaco tiene peor imagen que el sobrepeso. Mientras que el cigarrillo es, para muchos, un símbolo claro de peligro para la salud; los kilos de más siguen sin provocar demasiado miedo a quienes los cargan. La realidad, como vuelve a poner de manifiesto otro estudio, es que ambos son un pasaporte igual de válido hacia la enfermedad.

Este trabajo, publicado en la edición ‘on line’ de la revista ‘British Medical Journal‘, muestra lo peligroso que resulta llevar hábitos de vida poco saludables en la juventud. Según sus datos, tanto ser un adolescente obeso como fumar más de 10 cigarrillos al día en esa época duplica las posibilidades de morir de forma prematura.

Los autores de este trabajo, miembros del Instituto Karolinska (Estocolmo, Suecia), llevaron a cabo un seguimiento a 45.920 varones suecos que, entre 1969 y 1970, habían pasado las pruebas para realizar el servicio militar.

Además de evaluar su peso, talla, índice de masa corporal y hábitos de consumo de tabaco, los investigadores siguieron la evolución de cada participante durante nada menos que 38 años; un tiempo durante el cual fallecieron un total de 2.897 hombres.

Medidas urgentes

La confrontación de los datos disponibles puso de manifiesto que la tasa de muertes era mucho mayor –se duplicaba– entre aquellos que presentaban obesidad o consumían más de 10 cigarrillos al día.

La mortalidad también era mayor entre los participantes presentaban sobrepeso o fumaban en menor medida, aunque la relación era menos significativa.

Para sorpresa de los investigadores, los individuos obesos que, además, fumaban, no presentaban, por el contrario, un índice de mortalidad mucho mayor que el del resto de sus compañeros.

Dado que su trabajo no ha podido esclarecer el porqué de esta paradoja, estos autores reclaman más estudios al respecto y recomiendan medidas inmediatas para frenar los altos índices de obesidad y tabaquismo que se registran en algunos países.

“En Suecia, el sobrepeso se ha triplicado y la obesidad se ha quintuplicado en varones adolescentes desde que se realizaron las primeras medidas para este estudio”, alertan.

Fuente: El Mundo Salud

Marca y Comparte