DIETA MEDITERRÁNEA, UN SEGURO DE VIDA


Ser fiel a este tipo de alimentación reduce el riesgo de muerte y enfermedades graves

CRISTINA G. LUCIO

MADRID.- Además de mantener alejadas las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, la dieta mediterránea también nos protege de una mortalidad prematura o de sufrir Parkinson y Alzheimer. Lo confirma, una vez más, una revisión de estudios que esta semana publica la revista ‘British Medical Journal’.

Aunque numerosas investigaciones habían señalado ya los beneficios para la salud de una alimentación rica en frutas, verduras, cereales y aceite de oliva y baja en carnes rojas y productos lácteos, un equipo de científicos de la Universidad de Florencia quiso analizar en profundidad el papel de esta dieta en la prevención de enfermedades.

Para ello, revisaron el caso de más de un millón y medio de individuos que habían participado en 12 estudios internacionales, en los que se había evaluado, en ocasiones durante periodos muy prolongados, la relación entre este tipo de dieta y el desarrollo de gran número de enfermedades y trastornos.

Cuanto más estricta, mejor

Los resultados de la investigación mostraron que seguir una dieta mediterránea de forma estricta se asocia con una reducción considerable de las posibilidades de sufrir una muerte prematura o relacionada con las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Además, seguir este tipo de alimentación también aleja el Parkinson o el Alzheimer, según los datos de este trabajo.

En concreto, los más fieles seguidores de este régimen presentaban un riesgo de fallecer por cualquier causa o a raíz de un problema cardiovascular un 9% más bajo. La reducción era de un 13% en el caso de las enfermedades neurológicas y de un 6% en el cáncer.

“Todas las principales asociaciones científicas ya recomiendan de forman encarecida el consumo de una dieta Mediterránea para reducir el riesgo de enfermedad. Desafortunadamente, pese a esa promoción mundial, se está produciendo un cambio progresivo hacia hábitos alimenticios distintos a los de este régimen, incluso en los países que baña el Mediterráneo”, comentan los investigadores en su trabajo.

Estos autores insisten en la necesidad de promover este tipo de dieta y sugieren que utilizar un ‘test de adherencia’ a este tipo de alimentación “podría servir como herramienta preventiva para reducir el riesgo de muerte en la población general”, concluyen.

Fuente: elmundo.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: