SOMOS LO QUE COMEMOS (II)



¿Somos lo que comemos?

Vivir más y mejor depende, sobre todo, de una alimentación sana e inteligente, que dé respuesta a las señales de tu organismo y estilo de vida. Para pensar con la cabeza -y no con el estómago- tu menú más saludable, sigue los consejos de Soy lo que como el libro de la doctora Yolanda Sanz, especialista en nutrición clínica y dietética. Bienvenid@ a su escuela para aprender a comer sano para vivir más feliz.

¿Cuáles son los tres grandes errores que cometemos los españoles a la hora de comer?

El primero es la falta de verduras. En muchas ocasiones no se da la importancia que deberíamos al hecho de tomar verduras en las comidas y pensamos que picando un poco de ensalada ya hemos cubierto el cupo. El segundo, el exceso de consumo de carne, que hace dejar en segundo plano al pescado, tercer error.

¿Son perjudiciales las carnes rojas?

El exceso es lo perjudicial. No olvidemos que las carnes rojas nos proporcionan muchos nutrientes que necesita nuestro organismo como las proteínas de alta calidad y hierro. Aunque tampoco olvidemos que poseen una gran cantidad de grasas. El problema, por tanto, viene cuando tomamos carnes rojas en exceso, porque si las tomas siete veces a la semana te excluyes de tomar otros alimentos y tu organismo va a acusar esa carencia. Por ello, mi recomendación es tomarla un par de veces a la semana y tres para los más carnívoros, intentando siempre dar más preferencia al pescado.

Primeras pautas a seguir si queremos perder peso…

A parte de aumentar el consumo de frutas y verduras, lo primero es organizarse las comidas. Mucha gente tiene algunos kilos demás porque picotea entre las comidas, lo que causa un gran desorden. Lo segundo es comer variado: es un error pensar que para adelgazar hay que comer sólo a base de ensaladas, carne y pescado a la plancha; a estas personas les animo a ´comer caliente´, a incluir más guisos, legumbres, con poca grasa y aceite -evidentemente-. Para mí es una de las claves más importantes para adelgazar.

¿Debemos aumentar el consumo de agua en dietas de adelgazamiento?

Uno de los grandes errores es pensar que el agua adelgaza y por ello beber cinco litros, porque sólo conseguiremos machacarnos el riñón. Lo que sí es cierto es que el agua te ayuda a eliminar toxinas y que es fundamental para una buena hidratación. La cantidad dependerá de las personas, de la temperatura exterior, de si tenemos o no actividad física, no hay una regla uniforme. Por ello, oscilará entre uno y dos litros.

Para las personas que comen fuera de casa, tus consejos para elegir un menú sano

Si vamos a un restaurante, de primero cógete una verdura. En los segundos varía: un día toma carne, otro pescado, otro una legumbre, otro arroz, otro pasta… La clave es variar y, de entre todas las opciones, elegir el plato con menos grasa. Por ejemplo: si hay un pescado a la plancha, elegirlo antes que uno rebozado. Si hay un pollo asado, preferirlo a un San Jacobo, eso no quiere decir que la persona deba prescindir de los San Jacobos…
 

¿Hay alimentos anti-estrés?

En mi libro Soy lo que como, donde está la filosofía del programa de Cuatro, hay un apartado dedicado a estos alimentos, a partir de toda una filosofía -la oriental. Esta cultura define los alimentos por sus cualidades, no sólo por si tienen más o menos hidratos de carbono o proteínas. Entonces, según ellos, hay alimentos que nos ayudan a calmar y a relajarnos, por ejemplo la lechuga, la manzana o algunas legumbres cocinadas sin grasas. No se trata de comerse una zanahoria como si fuera una valeriana. Se trata de alimentarse buscando la armonía.

Para relajarnos, en las dietas, en una alimentación sana… ¿Qué tiene la manzana para ser una de las frutas más recomendadas?

La manzana aporta fibra, te ayuda a saciar, tiene vitamina C y otra serie de antioxidantes que, unidos a su cantidad de agua, te proporciona una sensación de saciedad, te limpia el intestino y además es una fruta muy cómoda -la puedes llevar en el bolso- y bien lavada no necesitas pelarla. Además, aunque tiene azúcares, tiene un índice glucémico muy elevado, por ello es la fruta ideal también para los diabéticos.

Después de un día de atracón, ¿qué dieta debemos consumir para depurar nuestro organismo?
 

Desayunar con una pieza de fruta o un zumo natural. Después, una buena ensalada o caldo natural para comer, un poco de pescado al vapor, para facilitar la digestión. Comidas suaves y de baja grasa que es lo que nos va a pedir el cuerpo. Se trata de hacerle más caso al cuerpo, a las señales que nos emite.
 

¿Y qué dieta debemos seguir para estar a tope de energía?

Nuevamente, añadir más fruta y verdura fresca a nuestra dieta diaria, a poder ser alimentos de la estación en la que estemos. Por ejemplo, el invierno es una buena época de naranjas, peras, mandarinas y manzanas; y en primavera, es cuando llegan las fresas y los albaricoques. También recomiendo disminuir las carnes rojas si las consumimos en exceso, ya que nos sobrecarga el hígado y la vesícula y nos hace estar más desanimados; y disminuir la cantidad de sal, entre otras recomendaciones.

¿Es mejor comer tres o cinco veces al día?

Hay que comer como mínimo tres veces pero va a depender de cada persona. Hay algunas que sólo necesitan tres veces y alguna infusión o café entre comidas; pero a otras personas necesitan comer más frecuentemente, porque hay más horas entre el desayuno, comida y cena. En estos casos, si no comen más veces se suele producir lo que denominamos como picos de hipoglucemia: cuando pasan muchas horas entre una comida y otra y el organismo se resiente -es cuando nos encontramos irritables o decaídos y a la que cogemos el plato, devoramos, física y celularmente.

¿Qué vamos a encontrar en el libro Soy lo que como?

Es una buena escuela de hábitos saludables en alimentación. En él nos vamos a ver reflejados, conoceremos nuestros errores de alimentación para poder hacer crítica constructiva y encarrilarnos hacia una nutrición que nos haga sentir y estar más sanos. Todo ello para evitar problemas como la obesidad que, más allá de ser un problema estético, supone una gran amenaza para el músculo más importante de nuestro organismo: el corazón. Sobre todo, transmito un consejo: nunca dejar al azar o a las prisas lo que se va a comer. Háganme caso y piensen con la cabeza y no con el estómago a la hora de alimentarse.

Fuente: MedicinaTV.com

Una respuesta a SOMOS LO QUE COMEMOS (II)

  1. karla dice:

    hola me llamo karla yo no tengo apetito para comer en la hora del almuerzo ,cena y desayuno.pero lo que no entiendo por que soy llenita si deberia ser flaca.
    como muy pero muy poco.el arroz no me gusta y en casi todas mis comidas como sin arroz.
    ¿que podria hacer en este caso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: