¡CORAZON EN RIEZGO!


Cuidemos nuestro corazón con una nutrición sana
Las enfermedades del corazón son el motivo principal de defunciones en la mayor parte del mundo. En México, desde que quedaron atrás las enfermedades infecciosas, las patologías cardiovasculares se han situado como la primera causa de decesos.

Conozca Herbalifeline


Estas enfermedades constituyen así un problema de primera importancia o, dicho en otras palabras, de vida o muerte. No obstante su gravedad, el conocimiento de sus características es una de las principales armas para prevenirlas y enfrentarlas.Entre estas patologías, una de las más importantes por su frecuencia es la enfermedad coronaria. En ella, las arterias que irrigan al corazón se obstruyen paulatinamente por el depósito de grasas (lípidos) en su pared interior. De este modo, la sangre que debería nutrir al músculo cardiaco llega en forma deficiente y se produce daño celular o isquemia (falta de oxígeno en un tejido), que conduce a la alteración de la función cardiaca. En algunos casos no se presentan síntomas, como en la llamada isquemia silenciosa; en otros casos puede acompañarse de dolor, como en la angina de pecho; o bien puede conducir a un ataque cardiaco o infarto.

Desde hace varios años se ha establecido firmemente la relación entre la enfermedad coronaria y los niveles de una grasa, el colesterol, por lo que una de las pruebas más utilizadas para evaluar el riesgo de este padecimiento es la cantidad de este lípido en la sangre. Se trata de una prueba muy sencilla cuyos resultados permiten conocer tres caras del colesterol. Una es su cantidad total, que si rebasa los niveles normales da una idea general de riesgo. Pero habitualmente este lípido se encuentra unido a proteínas (por lo que se trata de lipoproteínas) que pueden ser de dos tipos: de alta o de baja densidad.

Al colesterol que forma lipoproteínas de alta densidad (HDL-C por sus siglas en inglés) se le conoce popularmente como "colesterol bueno" y se cree que conduce a este lípido hacia el hígado y otros tejidos para ser eliminado, por lo que encontrarse con altas cantidades del mismo en el análisis de sangre sería buena noticia. Por su parte, el de baja densidad (LDL-C) es el "colesterol malo" y su presencia en cantidades elevadas es un síntoma de riesgo coronario, por lo que en los últimos años la atención se ha centrado en él, tanto en la prevención como en el tratamiento de la enfermedad.

En la actualidad se piensa que la enfermedad coronaria es en realidad la manifestación de un proceso inflamatorio en respuesta a lesiones o infecciones en la pared arterial. Aunque los eventos que inician la formación de placas en los vasos sanguíneos son motivo de controversia, algunos investigadores han propuesto que el LDL-C puede estar en el origen de ese fenómeno.

Como quiera que sea, en la prevención y tratamiento de la enfermedad coronaria está bien establecido que las terapias orientadas a la disminución de lípidos se traducen en la reducción del riesgo cardiovascular. La primera línea de defensa está formada por los cambios en el estilo de vida, como la modificación de la dieta, una actividad física regular, la eliminación del tabaquismo y el control del peso, que han mostrado ser efectivos en la reducción del LDL-C.

Actualmente se dispone también de tratamientos por medio de drogas como las estatinas, que son agentes efectivos en la reducción del riesgo de enfermedad coronaria. Actúan reduciendo los niveles de LDL-C, aunque también tienen un efecto antinflamatorio que es importante considerando la génesis de este padecimiento.

Las enfermedades cardiovasculares no son solamente la más importante causa de muerte en nuestro país; se trata además de enfermedades incapacitantes cuando no llegan a un desenlace fatal. Sin embargo, tenemos al alcance los medios para prevenirlas. Vigilar los niveles de colesterol en sangre bajo supervisión médica nunca será mala idea.

Fuente: Diario La Jornada (México) http://www.jornada.unam.mx

IMPRIMIR


Herbalifeline de Herbalife:
¡Rico en ácidos grasos Omega-3 para ayudar a su corazón!

Suplemento con Omega-3 para la salud cardiovascular y de las articulaciones.Benefícios Claves:
Fuente valiosa de ácidos grasos omega-3 para promover la buena salud.
Los ácidos grasos Omega-3 desempeñan un papel significativo en la buena salud. Algunos estudios sugieren que pueden ayudar a apoyar el funcionamiento correcto del corazón.
Ayuda a mantener niveles de triglicéridos de por sí dentro de rangos normales.
Los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir la incomodidad en las articulaciones.
Adicionalmente, proporciona vitamina E.
No sabe a pescado.
Cápsula blanda, fácil de ingerir.
Muchas dietas carecen de suficientes ácidos grasos, sobre todo de los omega-3 tan importantes. Herbalifeline® es una manera excelente de suplmentar su consumo diario de ácidos grasos omega-3, sobre todo los ácidos eicosapentaenoic (AEP) y docosahexaenoico (DHA)

Conozca más sobre Herbalifeline aquí

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: