¡ADIOS CELULITIS!


Resuelve tus dudas

Cuando te enfrentas al problema de la celulitis, siempre te surgen dudas que debes resolver. Aquí tienes la respuesta a las más frecuentes:

¿Qué es la celulitis?
La celulitis, padecida por la mayoría de las mujeres, no es otra cosa que una modificación sufrida por el tejido conjuntivo por una acumulación de grasa, líquidos y toxinas.Cuando se produce esta disfunción, la piel aparece irregular y con pequeños bultitos; es la denominada "piel de naranja".
La prueba del algodón: Las "abolladuras" o piel de naranja, en ocasiones son perfectamente visibles (celulitis ya instalada) y en otras, se notan únicamente cuando apretamos la piel en determinadas zonas (celulitis en fase incipiente).
Es importante que actúes a la primera señal de alerta. De este modo, será mucho más fácil atajar el problema que cuando los bultitos pertenecen al paisaje natural de nuestro cuerpo. Haz nuestro test para saber qué tipo tienes y usar las armas idóneas.

¿Por qué aparece?
Casi ninguna mujer se libra de tener algún que otro abismo de celulitis (el 90%), que por cierto, sólo un 10% de los hombres la padece, ¡cuestión de hormonas! Pero, si quieres saber más, te detallamos los motivos por lo cuáles se forma esta piel "en capitone":
1.- Acumulación de grasa: la grasa se instala en los adipocitos en forma de triglicéridos. Esta acumulación, hace que se presionen los capilares y aparezcan bultos en la piel.
2.- Envejecimiento del tejido: a este proceso se le denomina glicación y se produce por acción de la glucosa sobre las fibras de colágeno y elastina responsables de la juventud y elasticidad de la piel. La piel con celulitis, en muchas ocasiones, va acompañada también por estrías (rotura de los tejidos).
3.- Empeoramiento de la circulación sanguínea: en realidad lo que se produce es una retención de agua y toxinas como consecuencia de una alteración en los capilares sanguíneos y linfáticos que se ven obstruidos. El cúmulo de líquido es el edema.
4.- Problema hormonal: los hombres no suelen padecer celulitis y las mujeres ven acrecentado este problema durante la adolescencia, en los embarazos, al ingerir ciertos anovulatorios y también la menopausia. El motivo es un desajuste hormonal por una excesiva secreción de estrógeno no contrarrestrado por una secreción de progesterona (los dos tipos de hormonas ováricas). Esta disfunción ocasiona la retención de líquidos y grasas y por tanto las sobrecargas locales.
5.- Herencia: Algunas razas están más predispuestas a desarrollar sobrecargas localizadas. Por este motivo la celulitis es más frecuente en las mujeres mediterráneas que en las nórdicas.
6.- Estrés: La hiperemotividad y los transtornos afectivos, crean un desequilibrio neurovegetativo que dificulta la circulación periférica y la eliminación de agua y desechos. Por su parte el estrés, a través de la adrenalina, favorece el almacenamiento de grasas.

¿Cómo puedo combatirla?
La celulitis es una disfunción que se inicia casi siempre en la pubertad y que no se resuelve de forma espontánea ni mediante una dieta. Si sabes cómo es tu celulitis puedes actuar desde diferentes frentes, pero lo que realmente funciona es combinar varias opciones al mismo tiempo. Aquí tienes las armas fundamentales:

1. Tratatamiento Reductor: Cremas, lociones, aceites o geles anticelulíticos. Si tienes paciencia y eres perseverante (tratamientos de 90 días), verás mejorar notablemente la zona afectada. La tersura y la suavidad de la piel están aseguradas. ¡hacé click aquí para conocer nuestros productos!

2. Ejercicios: Sentadillas, flexiones de piernas y bicicleta (ficticia o real) son los más aconsejables. Subir varios tramos de escalera todos los días, también ayuda a mantener unas piernas ágiles y los músculos duros.

3. Tratamientos Estéticos: Si tienes tiempo y dinero son ideales como complemento de una buena dieta.Lo último: el EndormologieSe utiliza una máquina muy compleja con programas preestablecidos para los diferentes tipos: difusa, dolorosa o localizada. Dos rodillos giran acercándose el uno al otro al tiempo que succionan el tejido. Es necesario ponerse una malla especial que permite a los rodillos trabajar el pliegue de tejido preciso. Se suceden cuatro fases, a fin de realizar los movimientos necesarios para movilizar líquidos, evitar la flaccidez o realizar un drenaje linfático. Se observan buenos resultados desde la 6ª sesión y cada una dura 45 minutos.

4. Infusiones con efecto diurético y desengrasante: El té verde es conocido por sus propiedades antienvejecimiento y por depurar el organismo de los excesos alimenticios. Nuestros productos:
de Hierbas Thermojetics

5. Complementos Nutricionales: Para asegurar que tenemos una buena alimentación. Te proponemos el siguiente programa, hacé click aquí

¿Hay diferentes tipos?
Existen varios tipos de celulitis, pero ¿sabes cuál es la tuya? Haz nuestro test para averiguarlo.

1. Celulitis Edematosa: suele aparecer en la pubertad y afecta únicamente a los muslos de manera difusa y en forma de piel de naranja. También puede ir acompañada de pesadez o dolor que con los años, puede degenerar en varices.Debes utilizar: geles anticelulíticos por lo menos durante tres meses seguidos al año. En los periodos de ovulación, también sería conveniente realizarte un masaje con una crema o aceite para favorecer la circulación y evitar las acumulaciones de líquidos. No abuses de las grasas ni de bebidas carbonatadas y practica ejercicio con regularidad. Si te mantienes ágil, aunque la celulitis no desaparezca los músculos estarán fuertes y la piel de naranja pasará más desapercibida.

2. Celulitis Dura: La piel es compacta, dura y difícil de pellizcar. Suele ir acompañada de estrías y la temperatura es más fría que en el resto del cuerpo. Externamente, la piel presenta ondulaciones que no cambian con el movimiento corporal. Duele cuando se aprieta ligeramente la zona y al menor golpe, sale un cardenal.Debes utilizar: Guante de crin en la ducha con movimientos circulares y siempre de abajo y hacia arriba. Al secarte, aplica cremas anticelulíticas extendidas un masaje desde los tobillos y hasta los muslos. Pon las piernas en alto siempre que puedas, bebe mucha agua e hidrata perfectamente la piel. Si puedes acude a un centro de belleza para que te realicen un masaje tipo drenaje linfático. Un día a la semana es lo ideal.

3. Celulitis Blanda: Los tejidos superficiales tienen poca consistencia (flacidez). Muslos, caderas y glúteos son las zonas donde aparece y cambia de forma cuando se aprieta con la mano o por la posición del cuerpo. Puede ir acompañada de problemas circulatorios, fatiga o dolores musculares. Debes utilizar: Cremas anticelulíticas alternándolas con productos reafirmantes. Los aparatos de masaje en casa también son una buena ayuda siempre que se utilicen con la mayor constancia posible.

Fuente: http://www.pulevasalud.com/

IMPRIMIR

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: